Ricardo Rios: el reconocimiento del otro, ese es el camino hacia la paz

#HablandoEnBervum con Ricardo Ríos // Venezuela atraviesa otro episodio de confrontación política en la ya vieja disputa por el control de la renta petrolera. Desde la oposición se vuelve a hablar de dictadores y dictadura y desde el chavismo de golpe y golpistas.

bervum


Venezuela atraviesa otro episodio de confrontación política en la ya vieja disputa por el control de la renta petrolera. Desde la oposición se vuelve a hablar de dictadores y dictadura y desde el chavismo de golpe y golpistas. Parece que con las diferentes trabas legales que ha puesto al referéndum revocatorio el chavismo -que se sabe perdedor en una eventual consulta sobre la continuidad de Nicolás Maduro como presidente- se ha vuelto a manifestar la tendencia hacia el atajo que tiene la oposición venezolana.

El juego pareciera estar parejo y definirse en la inteligencia para el manejo de lo político. Para entender más acerca de esto hablamos con el analista político y profesor de la Universidad Central de Venezuela, Ricardo Ríos.

¿Qué está pasando en Venezuela?

La situación política nacional en Venezuela se puede caracterizar de conflictiva porque se ha producido una interrupción muy peligrosa del hilo constitucional, toda vez que el ejercicio de un derecho consagrado en la constitución como lo es el artículo 72 para ejercer el referéndum revocatorio fue suspendido por un artificio legal al someterse el Consejo Nacional Electoral a unos tribunales que no tienen competencia ni autoridad para impedir un proceso que ya había sido aprobado y legalizado por ese organismo, por el CNE. Esto ha puesto la situación muy crispada, la soluciones electorales son de hecho muy sensibles, pero creemos que son mucho mejores que las situaciones de facto como las que estamos viviendo. 

"Estamos en medio de una confrontación política, y lo que está ocurriendo en este momento es lo que llamaríamos una Guerra de posiciones"

La situación política nacional en Venezuela se puede caracterizar de conflictiva porque se ha producido una interrupción muy peligrosa del hilo constitucional, toda vez que el ejercicio de un derecho consagrado en la constitución como lo es el artículo 72 para ejercer el referéndum revocatorio fue suspendido por un artificio legal al someterse el Consejo Nacional Electoral a unos tribunales que no tienen competencia ni autoridad para impedir un proceso que ya había sido aprobado y legalizado por ese organismo, por el CNE. Esto ha puesto la situación muy crispada, la soluciones electorales son de hecho muy sensibles, pero creemos que son mucho mejores que las situaciones de facto como las que estamos viviendo. 

La oposición ha planteado diversas estrategias para apartar a Maduro del poder, pero ahora parece imponerse el juicio por abandono del cargo, ¿ve esta última como una opción viable? 

Estamos en medio de una confrontación política, y lo que está ocurriendo en este momento es lo que llamaríamos una Guerra de posiciones, cada quien está acumulando fuerzas para tratar de garantizar que su propuesta avance. Sí, es cierto que hubo varias propuestas en el seno de la oposición y que la contundencia del referéndum revocatorio fue la que se impuso finalmente en el debate de una organización tan compleja como la Mesa de la Unidad Democrática, ahora hay la opción de un juicio político, que va a abrir la posibilidad de ofrecerle a la Fiscalía General de la República las condiciones para solicitar un antejuicio de mérito que es el único mecanismo legal por el cual uno puede sancionar a un presidente de la república -no hay otro-. Si quisiera hacerse eso, y eso es lo que se planteara en esta oportunidad, el antejuicio de mérito es el camino y supongo que la evaluación de la gestión de Maduro y la consolidación de los que están llamando a juicio político, serían los ingredientes de esta solicitud de apertura de este antejuicio de mérito. 

¿Teniendo en cuenta los casos de Honduras, Paraguay y Brasil como antecedentes en la región esto podría tomarse como un golpe parlamentario?

Yo he visto esa comparación, felizmente o infelizmente ninguna situación es igual, lo de Honduras fue un golpe de estado puro y simple, sacaron a Zelaya en pijamas lo montaron en un avión, lo detuvieron y lo destituyeron del cargo, luego se produjo un acuerdo político que legalizo lo que ahí paso. La situación en Paraguay no fue un golpe de estado, yo no estaba de acuerdo con la destitución de Lugo, pero fue realizada dentro de los cánones legales del estado paraguayo y eso es bueno entenderlo, mas allá de que uno no comparta la táctica política de estar destituyendo presidentes por la vía que escogió la oposición paraguaya. Y en Brasil es bien distinta la cosa, En Brasil siguen apareciendo juicios penales para los dirigentes políticos del gobierno de Lula y de Dilma Rousseff -de quien no tengo la menor duda de que es una mujer honesta y valiente, además termina apareciendo detenido uno de sus principales acusadores lo que dice que hay un debate allí que no ha culminado- pero lo cierto es que la Odebrecht cometió delito en el gobierno de Lula, que desviaron fondos y que más allá que tengan o no buenas intenciones, las instituciones brasileras actuaron dentro de su reglamento para producir la sanción, no hay golpe de estado hay continuidad absoluta de la democracia en el Brasil; cuando se produjo la renuncia de Collor de Melo por un juicio parecido nadie hablo de golpe de Estado, claro Collor de Melo era neoliberal y no contaba con el apoyo publicitario -la publicidad política, me refiero- de los equipos que hoy apoyan a Lula o apoyaron a Lugo. Si uno lo analiza con la debida calma este es un proceso institucional brasilero.

"(...) yo sí creo que el inmediatismo ha sido una de las grandes tragedias de la oposición"

¿La oposición se ha caracterizado por buscar salidas inmediatas a los gobiernos chavistas, crees que esa estrategia ha desgastado su discurso? 

Bueno primero el discurso desgastado el de Maduro, el 80% del país lo quiere fuera del gobierno, eso es lo primero y no ha sido el discurso sino la gestión política y económica. Segundo yo sí creo que el inmediatismo ha sido una de las grandes tragedias de la oposición, la madurez con que la oposición ha ido consolidando su unidad no ha sido sencilla, la MUD es un experimento que del punto de vista político es fuente de estudio para no pocos en el mundo porque son partidos distintos, son organizaciones con intereses muy disimiles, y han aprendido a tener una unidad de mando y unidad de propuesta. La principal fuente de errores de la MUD ha sido el inmediatismo ?eso me parece una excelente crítica y la comparto plenamente- porque cada vez que dicen "Chávez vete ya", "Maduro vete ya", "pasado mañana cae este gobierno", en general son estrategias desesperadas que si estuviéramos leyendo a Carlos Marx hablaríamos de la desesperación de la pequeña burguesía, aunque ya nadie hable así, sirve como guía para entender que la política y sus tiempos tienen sus procesos y sus condiciones. A veces estos se aceleran de manera que nadie esperaba, sumado a esto en la oposición hay una lenta acumulación de fuerzas y la combinación de ambas se está imponiendo nuevamente. Yo creo que ha habido momentos de desesperación, en la pasada marcha un grupo de jóvenes gritaba "hasta hoy" y eso no va a ser así, sino cuando las condiciones lo determinen y cuando la situación sea lo suficientemente grave para que los mecanismos constitucionales operen. Lo fundamental ahorita en Venezuela es retomar el hilo constitucional, retomar el camino institucional y por ahí resolver diferencias, ¡Por ahí el camino esta clarito! En el referéndum lo que hay que hacer es votar a favor o votar en contra de la gestión de Maduro y no decir como el Gobernador de Carabobo "que iba a impedir el ejercicio de un derecho" cuando uno impide el ejercicio de un derecho esta instando al crimen, yo lo llamo desde aquí a rectificación. 

¿Qué probabilidad hay de que la crisis se termine resolviendo en un escenario violento?

Ha habido señales de radicalidad muy preocupantes, hay tendencias disolventes, y por otro lado hay sectores que creen que hay que empezar a echarle pólvora a este proceso, y la mejor manera de que eso no ocurra es la constitución como camino para dirimir las diferencias políticas.

¿Y qué importancia tiene el dialogo en estos procesos?

¡El dialogo es fundamental! creo que es la herramienta para resolver los problemas en democracia. El dialogo significa aceptar a las partes y no debe utilizarse como una especie de carta secreta para decir que "yo llame al dialogo y tú no fuiste" o "soy más astuto, más vivo que tu" porque en estos casos la verdadera inteligencia es la honestidad. Si tomamos al dialogo político para ver una agenda de confrontación de ideas y alcanzar los posibles acuerdos para sacar a Venezuela de este atolladero económico que estamos viviendo sería una solución esencial. Yo celebro los diálogos mediados por el enviado del papa y creo que el tema sustancial tiene que ser ?tengamos reglas claras del juego, establecidas en la constitución para poder ejercer los derechos que a cada quien nos corresponde?, si avanzamos en eso, avanzamos en el reconocimiento del otro, ese es el camino hacia la paz, lo otro es un camino hacia la Guerra y en la Guerra mueres tú y muero yo.