EDUARDO VILLANUEVA: LA JUNTA FISCAL ES UNA ESPECIE DE DICTADURA LEGITIMADA.

El gobierno está en crisis, pero el pueblo está en lucha contra el gobierno, y contra la superestructura que se le ha impuesto a este como es la junta de control fiscal y como es la relación colonial entre Puerto Rico y Estados unidos.

bervum


En el año 2011 el director, Bruce Robinson, lleva magistralmente al cine la novela de Hunter S. Thompson, The rum dairy; el film es ambientado en el San Juan de los años sesenta y tiene como telón de fondo al pueblo puertorriqueño aguantando que los grandes capitales de Estados Unidos le nieguen su propio país. La película es protagonizada por Jonny Depp, interpretando a Paul Kemp, un novelista fallido que acepta trabajar como periodista en un diario local de Puerto Rico. En una de las escenas, Kemp suelta resignado la frase de Oscar Wilde: "conocen el precio de todo y el valor de nada", al enterarse de primera mano del proyecto de un lobby estadounidense que convertirá una playa paradisíaca, en un resort de lujo para que los "americanos" puedan vivir su American Dream.

En 2016 la realidad no difiere mucho de la ficción -por no decir que la supera-, en este año con la llamada junta de control fiscal se confirmó en leyes lo que es un hecho: Puerto Rico es una colonia gringa en pleno siglo XXI, la isla del encanto queda bajo una toda poderosa figura impuesta por autoridades a las que ningún boricua votó.

De las ultimas colonias que quedan en el mundo la más grande es latinoamericana."Latinoamerica no puede dejar solo a Puerto Rico" nos recuerda el abogado y profesor universitario, Eduardo Villanueva, con quien conversamos en su oficina en Isabela sobre independencia, la junta, Trump, viagra y Oscar Lopez Rivera.

En la prensa internacional se usa la palabra crisis para describir la situación actual de Puerto Rico ¿Qué tiene esto de cierto?

Bueno es que se ha abusado mucho de la palabra crisis, si tu buscas la definición en el diccionario una de sus acepciones es "el punto más alto de una enfermedad" y otra "cuando se ha llegado a una situación tal, que los recursos materiales, políticos, espirituales, emocionales que hay para superar esa crisis, son casi inexistentes".

Yo no creo que Puerto Rico haya llegado todavía a ese punto, más bien ha llegado a ese punto el gobierno. El pueblo de Puerto Rico camina de manera paralela y no siempre armónica con su gobierno.

El gobierno tiene una deuda de 72 billones de dólares y el problema es que quieren que paguemos la deuda ¡pero nos tienen las manos y los pies amarrados! no nos dejan desarrollar nuestra economía y establecer nuestras propias prioridades. Importamos cerca del ochenta por ciento de lo que consumimos, no podemos proteger nuestros productos. Nosotros teníamos una de las industrias bioquímicas más eficientes del mundo, prácticamente casi todos los medicamentos que se consumían en Estados Unidos se manufacturaban en Puerto Rico, nosotros hasta reconstruimos muchísimos matrimonios en el mundo, nos inventamos la viagra y no pudimos proteger esa patente (risas), Estados Unidos nos obligaba a enviárselas allá, envasarla y vendérnosla con sobreprecio y así con medicamentos de distinto orden.

Nosotros tenemos una industria bioquímica aquí de primer orden, que si fuera nuestra y la pudiéramos proteger, sería una fuente de divisas importante. Nuestra tierra es muy fértil, aquí se siembra y se da de todo, pero nosotros estamos obligados a mercadear nuestros productos en los barcos de la marina mercante más cara del mundo por las leyes de cabotaje.

Aquí el gobierno no recauda suficiente para su gasto público, pero hay una economía paralela producto del juego ilegal, de las sustancias controladas, y de otros juegos que no son exactamente ilegales pero tampoco se recauda por ellos de forma pública porque hay evasión contributiva. Eso estimula muchísimo el consumo, tú vas a los centros comerciales y los ves llenos, siempre hay muchísima gente comprando, por eso te digo que es una realidad muy compleja como la de muchísimos otros países en donde uno ve que su gobierno está mal, pero el país está paralelamente haciendo cosas para solucionar sus problemas por su cuenta, por eso ponen planta de energía eléctrica por su cuenta, instauran almacenamiento de agua para tener agua potable por su cuenta y enseñan en sus casas si no pueden mandar a los niños a la escuela.

Por eso es que yo digo "hay que ver que es una crisis" El gobierno está en crisis, pero el pueblo está en lucha contra el gobierno, y contra la superestructura que se le ha impuesto a este como es la junta de control fiscal y como es la relación colonial entre Puerto Rico y Estados unidos.

Precisamente le quería preguntar al respecto ¿qué consideraciones tiene usted sobre la junta de control fiscal en Puerto Rico?

Bueno, a raíz de que EE. UU emite declaraciones desde las tres ramas de gobierno -desde el legislativo, ejecutivo y judicial reiterando el estatus territorial colonial de Puerto Rico, aunque ellos no admitan que tienen colonias, clasifican a Puerto Rico como un "territorio no incorporado". La definición de territorio no incorporado en el derecho norteamericano es que un país es dueño de otro país. Esa doctrina bárbara de los que se llaman los casos insulares, viene de finales del siglo XIX, se ratificaron en varios casos en el siglo XX, hasta el más reciente en el siglo XXI que se llama Pueblo versus Sánchez; que es un caso penal donde ellos discutían si a una persona se le podía juzgar dos veces por el mismo delito. Bajo la teoría de que había dos soberanías interpuestas -la de EE.UU y la de Puerto Rico-, ellos resolvieron que hay una sola soberanía, que es la soberanía del poder federal central en los Estados Unidos. Y bajo la teoría de que ese poder sobre los territorios le permite hacer lo que quieran con estos, Estados Unidos ha decidido imponer una junta que llaman "junta de control fiscal".

"realmente es una especie de dictadura legitimada; una ley hecha en el congreso de Estados Unidos por congresistas por los que los puertorriqueños no votan, y firmada por un presidente sobre el cual nosotros no votamos tampoco"

Esa junta de control fiscal va a tener unos poderes omnímodos, porque puede, evaluar los presupuestos aprobados por la legislatura de Puerto Rico y sometidos por el gobernador , pueden pedirle a la legislatura y al gobernador que los cambie para qué los atemperen a los dictados de la junta, y si no lo hace así el gobernador y la legislatura, ellos pueden someter sus propios presupuestos y ese va a ser el que esté vigente; y eso es un problema muy serio porque usted sabe que un presupuesto se hace no solamente para pagar la deudas de un país, se hace estableciendo una proporcionalidad entre la obligación de pagar las deudas y la obligación de prestar servicios sociales esenciales como educación, salud , empleo, seguridad pública, preservación de los recursos naturales, entre otras. Y entonces si la junta entiende que ese presupuesto le pone mayor peso a la prestación de servicios sociales que al pago de la deuda, no puedes invertirlo en lo social y en cambio tienes que destinar una porción sustancial al pago de la deuda y con lo sobre cubrir esos servicios esenciales. Pero ese no es el único problema, tienen la facultad hasta para vender algunos bienes de naturaleza pública para qué el importe de esos bienes también se pueda destinar al pago de la deuda, y no pueden ser demandados los tribunales estales y federales, Es decir, si el gobierno de Puerto Rico no estuviera de acuerdo con alguna actuación de la junta, esta tiene inmunidad, ¡no puede ser demandada en el tribunal estatal ni en el federal! Por eso decimos que realmente es una especie de dictadura legitimada; una ley hecha en el congreso de Estados Unidos por congresistas por los que los puertorriqueños no votan, y firmada por un presidente sobre el cual nosotros no votamos tampoco. Ellos mismos pelearon una guerra civil bajo el principio "no tax without representations" (no se paga impuestos sin derecho a una representación política) y ahora están violando los propios principios originarios de esa nación norteamericana cuando nos imponen a nosotros la junta.

¿Y como toma la gente esta imposición de que nos habla?

El pueblo de Puerto Rico es un pueblo muy complejo políticamente hablando, porque parecería un pueblo aguantón, un pueblo que soporta mucho, sin embargo hay elementos en su historia que demuestran que cuando a puertorriqueños de la tendencia que sea, sean de derecha, de centro o de izquierda, cuando en la situación están en juego los intereses de Puerto Rico frente a los intereses de Estados Unidos, tradicionalmente los portorriqueños optan por los intereses de Puerto Rico.

Por eso es que se habla de una lucha de nacionalidad, porque eso es lo que define realmente las naciones, que cada una tiene una visión cultural, sociológica, histórica, de cómo debe organizar su territorio, su población, su gobierno, sus costumbres y no permita que se lo impongan exteriormente, y aunque se lo intente imponer por la fuerza hay diversas maneras de resistencia muy creativas, en Puerto Rico hemos tenido desde la lucha armada que hubo en el siglo XIX, en el XX y principios del XXI, hasta la desobediencia civil que es una modalidad relativamente nueva, que se practicó en la década del setenta con las primeras lucha contra la marina de guerra de los Estados Unidos en culebra y en Vieques, y luego se intensifico en el año 99 cuando esta mata al viequense David Sanes, hubo un fuerte movimiento de resistencia civil que logro finalmente expulsar a la marina de Vieques. Pero la resistencia civil ha sido utilizada para el rescate de playas, para el rescate de terrenos, para la lucha de los estudiantes universitarios por una universidad pública y accesible a los pobres del país; así que Puerto Rico bajo esa imagen que da pueblo dócil, de pueblo aguantón, en su sustrato sociológico tiene una gran capacidad de resistencia y creatividad para originar diversas formas de lucha.

 ¿Usted cree que esa lucha por la independencia de Puerto Rico tenga viabilidad por la Organización de Naciones Unidas (ONU)?

Por la ONU exclusivamente no, la ONU es un brazo, un elemento más, de hecho ahora en la lista del comité de descolonización ante una propuesta de la candidata a la gobernación del partido independentista de puertorriqueño, Maria de Lurdes Santiago, ellos aceptaron la posibilidad de servir como intermediarios entre los gobiernos Estados Unidos y Puerto Rico para propiciar un proceso de autodeterminación. Pero sería peligroso descansáramos en ellos únicamente ,sabemos que Estados Unidos tiene un gran control sobre la ONU, por la deuda que sostiene con ellos que se la paga a retazos, porque tiene un poder de veto en el consejo de seguridad, y porque muchísimos países de los que están en los diversos organismos de las Naciones Unidas responden a las políticas de Estados Unidos en el mundo; por eso se tiene que dar una conjunción de factores, la ONU como te dije es un factor si sirve como intermediario para establecer ese diálogo, pero Latinoamérica no puede dejar solo a Puerto Rico, porque desde la lucha de independencia de bolívar en el siglo XIX siempre se estableció la agenda latinoamericana de descolonización con España -y luego con Estados Unidos- no estaba completa hasta que no se lograra la independencia de Puerto Rico. Por eso también la idea de la confederación antillana entre Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico que fue una idea de (Ramón) Betances con (José) Martí cuando se fundó el partido revolucionario para hacer la independencia de Cuba y auxiliar la de Puerto Rico. Se han recabado apoyos en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe COPPAL y en diversos organismos latinoamericanos en donde se discute la unidad de los pueblos. Así que ese es otro elemento el apoyo que Latinoamérica le dé a esa lucha.

"Naciones unidas ha definido el coloniaje como un crimen contra la humanidad"

Pero el elemento más importante es la labor de consolidación que se de en el pueblo de Puerto Rico para que los sectores nacionalistas y los sectores puertorriqueñistas hagan alianzas verdaderas; no alianzas meramente frente a una elección, sino alianzas para defender los intereses del pueblo, con prioridad sobre los intereses de los Estados Unidos, y para eso hay que recabar el apoyo de sectores que culturalmente se sienten más portorriqueños que norteamericanos en el partido que defiende la integración a Estados Unidos, sectores que defienden la autonomía dentro de la federación dentro de lo que se llama el Partido Popular, y los diversos sectores independentistas que hay en el país.

Yo no tengo duda de que sumados todos esos sectores dispersos ahora, desagrupados ahora, somos una mayoría que piensa que Puerto Rico tiene que ser primero, que piensa que Puerto Rico debe tener un espacio en el espectro de países libres del mundo.

Hay 192 países en la Organización de las Naciones Unidas y quedan pocas colonias y Puerto Rico no es la única como erróneamente algunos dicen, pero es la más grande realmente.

Naciones unidas ha definido el coloniaje como un crimen contra la humanidad, por eso existe la carta magna de la descolonización; que es la resolución 1514 (XV), y hasta que norealmente es una especie de dictadura legitimada; una ley hecha en el congreso de Estados Unidos por congresistas por los que los puertorriqueños no votan, y firmada por un presidente sobre el cual nosotros no votamos tampoco. se logre la agenda esa de descolonizar a Puerto Rico, no se ha cumplido con los objetivos plenos que los estatutos de esa organización dictaminan.

Usted aludió a los sectores nacionalistas de Puerto Rico y no podemos dejar de preguntarle por Oscar López Rivera...

Fíjate precisamente el caso de Oscar ratifica lo que yo te he dicho. Oscar se ha convertido en un símbolo de resistencia política, cultural, nacional de Puerto Rico, y por eso sectores que no se ponen de acuerdo para otras cosas se han podido poner de acuerdo para exigirle al presidente Barack Obama que excarcele a Oscar, el partido Nuevo Progresista, que es el que defiende la integración y su comisionado residente en Washington Pedro Pierluisi-han apoyado la excarcelación de Oscar, exgobernadores de esos partido como Pedro Roselló y su hijo que es candidato a gobernador por ese partido, apoyan la excarcelación de Oscar, la candidata a comisionada residente por ese partido, Jenniffer Gonzales, que es presidenta de la cámara, apoya la excarcelación de Oscar, el partido popular, la totalidad de sus exgobernadores y el gobernador actual que son autonomistas apoyan la excarcelación de Oscar, las iglesias -que tú sabes lo difícil que es poner de acuerdo a las distintas religiones-, apoyan la excarcelación de Oscar, los sindicatos -que para otras cosas tienen muchas discrepancia entre si-, apoyan la excarcelación de Oscar, las universidades públicas y privadas también, personalidades de todo tipo en Puerto Rico apoyan la excarcelación de Oscar. Así que Oscar se ha convertido en símbolo de unidad del pueblo de Puerto Rico y es precisamente por el ejemplo de valor, dignidad, y resistencia que ha dado, porque él está en la cárcel por defender la independencia de Puerto Rico, el derecho a la autodeterminación del pueblo de Puerto Rico, y está también en la cárcel porque no quería que dos compañeros de lucha suyo que no se le ofreció absolutamente ningún perdón cuando Bill Clinton excarcelo a once de sus compañeros en el año 1999 se quedaran en la cárcel mientras él si salía.

Hay gente que ha planteado que eso fue un error de Oscar, hay gente que no entiende porqué Oscar hizo eso, creen que fue un acto de soberbia, de arrogancia de él? ¡no! Es porque no conocen la historia de Puerto Rico, porque hay una larga tradición dentro del nacionalismo puertorriqueño ,por eso le decía a la joven que me contacto para esta entrevista que retratara el busto de Don Pedro de Albizu Campos, yo lo tengo en mi oficina porque ese es el gestor, el maestro de todos estos principios nacionalistas que yo te digo en el siglo XX , Don Pedro fue el primer preso político en la década del cincuenta, hubo que desahuciarlo de la cárcel, ¡hubo que sacarlo a la fuerza! El gobernador Muñoz Marín le concedió un indulto ante la presión que Latinoamérica hizo para que se excarcelara, como quedaban compañeros suyos todavía presos Don Pedro se negó a salir dijo: "de aquí me tienen que sacar a la fuerza". ¡Lo tuvieron que sacar a la fuerza! Y eso lo repitió el ejemplo de Antonio Cruz Colon, que fue el nacionalista más joven en ir a la cárcel en las revueltas del cincuenta, y el mayor en salir en el 79, porque cada vez que intentaban sacarlo preguntaba si todavía quedaba un compañero preso, ese ejemplo honroso del nacionalismo de Puerto Rico lo tiene Oscar.


La lucha de independencia de Puerto Rico -por razones obvias- tiene que ver con lo que pasa en Estados Unidos ¿qué lectura le da usted a estas elecciones presidenciales venideras con un candidato ?por así decirlo- "pintoresco" como Trump?

Quiero comenzar diciendo que para analizar la política norteamericana hay que tener cuidado con las generalizaciones -Oscar de hecho ha sido muy cuidadoso con hacer saber que él no es anti norte americano y los portorriqueños desde el siglo XIX hemos dicho lo mismo ?el pueblo norteamericano es un gran pueblo, es un pueblo trabajador, creativo, solidario, generoso, dedicado a sus luchas internas y es un pueblo sufrido también; víctima de la opresión de una elite política oligárquica, que lo someten a esclavitud, a explotación y a sufrimiento; allí hay millones de pobres, millones de gente en la calle sin trabajo, sin ayudas sociales y discriminados. Por eso, ese pueblo también debiera tener el apoyo solidario de todos aquellos que luchamos por la libertad y la justicia social. Y lo segundo que quiero decir es que para entender la política en Norteamérica hay que saber que ahí hay una gran abstención electoral, allí vota escasamente el cuarenta por ciento de la gente capacitada para votar, un sesenta por ciento se abstiene que probablemente es ese pueblo explotado que yo te digo-y dentro de ese cuarenta por ciento un presidente puede salir electo con el 21 por ciento de los votos, por lo tanto decir que Trump representa al pueblo norteamericano es un error, en todo caso representará un 16 o un 17 % de ese pueblo que es a los que le ha vendido el mensaje, como buen comerciante que es.

El éxito de Trump está en que él sabe que hay un porcentaje de esa población que es racista y que tienen miedo del descalabro de la imagen de Estados Unidos en el mundo, y que quiere crear fronteras, que es fundamentalista, que quiere salir al exterior a imponer sus ideas de cómo se deben organizar los países y la economía. A esa minoría ínfima es que representa el movimiento de Trump.

Otra cosa que hay que entender: los presidentes de Estados Unidos componen muy poco en realidad en cuanto a la toma de decisiones en ese país, ahí existe un supragobierno por encima del congreso, del presidente y del poder judicial que son las corporaciones, las multinacionales y los llamados tanques de pensamiento, que están por décadas en el poder y que tienen inversiones en todas las corporaciones importantes del mundo. Esos son los que realmente deciden por el presidente. Yo recomiendo que lean "Confesiones de un gánster económico" , de Jhon Perkins , el ahí explica como Estados Unidos enviaba agentes de inteligencia disfrazados de economistas a distintos países como asesores, y ellos inflaban informes de la calidad económica de esos países para que la deuda externa creciera y cuando se convirtieran en una deuda impagable, esos países y sus gobiernos quedaban como rehenes de las políticas externas de los gobierno de los Estados Unidos, y tenían entonces que votar con ellos en los conclaves internacionales, permitir experimentos militares en sus territorios y permitir que sus territorios fueran intermediarios para invasiones de otros países. Eso es lo que describe en realidad ese supragobierno que está por encima de los poderes formales y a ese supra gobierno que va a tener que responder Trump en caso de que gane las elecciones.

A mí un amigo me decía "oye que tragedia sería para el restablecimiento de relaciones bilaterales entre cuba y Estados Unidos que Trump saliera electo", y yo le dije: no sé, no estoy muy seguro, porque si Trump recibe informes que se pueden hacer buenos negocios en Cuba y que se pudieran establecer inversiones de los norteamericanos para competir con los japoneses, españoles, canadienses, -que se están llevando ahora ese botín- oye no habían pasado dos días en lo que yo dije eso y salió Trump diciendo públicamente: no estaría mal montar un hotel en Cuba, nosotros tenemos relaciones con otros países que tienen un solo partido también, y menciono a China, a Vietnam a otros. ¡Así es! Predominan los interés económicos por encima los llamados principios democráticos en ese país.

A mí me gusta contar una anécdota: el anterior presidente del gobierno español, Felipe Gonzales, cuando sale electo lo invitan a conocer a (Ronald) Reagan a Estados Unidos, y tan pronto llega Felipe a la reunión, se saludan, se sientan y Reagan le dice: Señor Gonzales, usted encabezó la transición de una dictadura cruenta en España hacia la democracia, ¿como es que ustedes incurren en la contradicción de tener relaciones con Cuba comunista? , y Felipe le contesto inmediatamente: Señor Reagan ustedes se representan ante el mundo como ejemplos y líderes de la democracia, ¿cómo es que ustedes tienen relaciones con China comunista? Allá hay 1.3 millones de comunistas, en Cuba solamente hay diez y Reagan le contesto: señor Gonzales creo que debemos hablar de otra cosa (risas). Son las contradicciones de los políticos las que realmente te revelan cuáles son sus verdaderos intereses.


Ya para terminar profesor; objetivamente -en la medida de lo posible- ¿usted que ve más probable a futuro, un Puerto Rico plenamente independiente o un Puerto Rico integrado como estado de pleno derecho en EE. UU?

Yo creo que nos encaminamos más hacia la independencia, por que eventualmente el gobierno de Estados Unidos va a reconocer que para sus propios intereses es mejor tener un Puerto Rico libre e independiente con el cual se pueda hacer negocios , tener relaciones educativas, científicas, comerciales y de todo tipo, como las tienen con otros países latinoamericanos, que hacernos un estado, porque nosotros integrándonos a Estados Unidos realmente no podemos aportarle absolutamente nada que ya ellos no tengan con el estado libre asociado.

Ellos mantienen una fuga de cerebros intensa, se llevan a nuestra gente más capacitada, nosotros tenemos cinco millones de puertorriqueños que son ciudadanos norteamericanos, que trabajan y producen allá, y nosotros le compramos a ellos prácticamente todo lo que producimos. Por eso es que yo he dicho en muchos sitios que es un error decir que los puertorriqueños independentistas son separatistas, -todo lo contrario- lo que es separatista es el coloniaje, porque nos aísla del mundo, no nos permite tener relaciones. Cuando nosotros seamos una república libre y soberana y podamos decidir nuestro destino seremos integracionista, porque entonces vamos a tener relaciones con los Estados Unidos, con España, con China, con Venezuela, con Cuba, con nuestro entorno caribeño y latinoamericano, y vamos a poder exportar los bienes que le podemos aportar a esos países, y vamos a poder importar los bienes que esos países nos pueden aportar a nosotros, y ese intercambio como ocurrió con Finlandia, como ocurrió con Singapur, como ha ocurrido con países iguales o más pequeños que Puerto Rico, nos va a permitir tener una economía sostenible y en la medida que tengamos eso vamos a ir acerándonos a la verdadera independencia, que no es otra cosa que la posibilidad de que los países se valgan por sí mismos.   

Ber Vum