TRANSICIÓN Y DESARROLLO

bervum

Las opiniones expresados en esta sección estan bajo responsabilidad del usuario que las emite

TRANSICIÓN Y DESARROLLO

El término reinstitucionalización, está de moda entre aquellos actores políticos que plantean la transición democrática en Venezuela. Sin embargo, muchos de ellos no tienen la capacidad de explicar este proceso cuyas dimensiones ampliaremos a continuación. La reinstitucionalización más allá de una renovación de fuerzas políticas, tiene que ver con una transformación en la cultura de servicio público: instituciones al servicio de los ciudadanos y no de partidos políticos. La reinstitucionalización no se trata de cambiar las fachadas de los organismos públicos, publicitar nuevos slogans y nombrar nuevas directivas, se trata de enfrentar las tradicionales prácticas populistas y demagógicas para construir plataformas modernizadas al servicio de la población.

Consideramos que la transición democrática se debe desarrollar a través de 3 dimensiones, a saber: el primero tiene que ver con la fundamentación política del proceso;que debe partir de una visión humanizadora de la gestión pública que conlleve a la transformación de la cultura de servicio público. Esta propuesta, se desprende de lo establecido en el Art. 3 de la Constitución y que debe ser una orden para todos los servidores públicos. En segundo lugar: planteamos la capacidad técnica (efectividad), que deben tener las instituciones públicas para que estas puedan proveer a los ciudadanos de los servicios requeridos de forma expedita y con mayores estándares de calidad sin que este proceso tenga que pasar por una aprobación del partido de gobierno. Y en tercer lugar, se hace fundamental la administración trasparente de los recursos: las crisis de las instituciones tienen que ver una serie de irregularidades administrativas y sancionadas en la Ley Contra la Corrupción. Estas irregularidades limitan toda posibilidad de que los entes públicos puedan prestar un servicio adecuado y de forma permanente. Dicho hasta aquí la propuesta de transición podría verse muy bien, pero…. ¿Tendrán la suficiente capacidad los actores políticos de este tiempo para desarrollar la transición, o esto solo forma un adjetivo más en discursos llenos de promesas?. ¿Los resultados del pasado 6-D y la mayoría opositora que integra la actual Asamblea Nacional podrían marcar el inicio de tan mencionada transición?....Pero como estos no son procesos aislados y tampoco se decretan por ley, tendrán que estar dadas las condiciones de apertura hacia la transición: esto implica alianzas políticas y acuerdos apegados más a la constitución y a las condiciones del país que a otros acuerdos de tipo partidistas o ideológicos.

Visto esto, queda claro que la transición (reinstitucionalización) conlleva el reordenamiento de los poderes públicos y a la reducción de la enorme burocracia estatal que solo ocasiona un grave peso al presupuesto nacional. En tanto que el logro de estos objetivos, pasa principalmente porque las actuaciones de la dirigencia política esté sujeta a la visión renovada de cambio; y que estos entiendan que el desarrollo forma una totalidad amplia y diversa –necesaria- para poder construir un país productivo, democratizador y a la orden de los venezolanos.  

MARISOL BUSTAMANTE

POLITÓLOGA/DIRECTORA DE LA ORGANIZACIÓN NO GUBERNAMENTAL DIVERSIDAD Y CAMBIO//DIVERSIDADYCAMBIO@GMAIL.COM

Marisol Bustamante