Posibilidades reales de destituir a los magistrados recién juramentados.

bervum

Las opiniones expresados en esta sección estan bajo responsabilidad del usuario que las emite

Vemos con mucha preocupación todo lo que se ha estado conversando (de manera muy infundada desde nuestra perspectiva) con el tema de la juramentación de los magistrados al Tribunal Supremo de Justicia. Son claras las intenciones de la oposición de destituir a los magistrados recién nombrados, revisemos con detenimiento  lo que dice tanto la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela (CRBV) como la Ley orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (LOTSJ) vigente desde el año 2010 para dar luces sobre la posibilidad REAL de que ese proceso se lleve a cabo.

El artículo 270 de la CRBV reza de la siguiente forma:

                El comité de postulaciones judiciales es un órgano asesor del Poder Judicial para la selección de los candidatos o candidatas a magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia. Igualmente, asesorará a los colegios electorales judiciales para la elección de los jueces o juezas de la jurisdicción disciplinaria. El comité de postulaciones judiciales estará integrado por representantes de los diferentes sectores de la sociedad, de conformidad con lo que establezca la ley.

De modo que lo que queda claro es que dicho comité es una dependencia del PODER JUDICIAL y lo que está bajo la disposición de lo que diga la ley es QUIENES serán los representantes de la sociedad que conformarán ese comité o mejor dicho, cuáles serán los sectores representantes de la sociedad que integren dicho comité.

Ahora estudiemos el artículo 64 de la LOTSJ respecto al comité de postulaciones, reza:

El comité de postulaciones judiciales es un órgano asesor de la Asamblea Nacional  para la selección de los candidatos o candidatas a Magistrados o Magistradas del Tribunal Supremo de Justicia. Igualmente asesorará a los colegios electorales judiciales para la elección de los jueces o juezas de la competencia disciplinaria.

Su sede estará en la Asamblea Nacional y sus gastos correrán a cargo de ese mismo órgano. El comité de postulaciones judiciales dictará su propio reglamento interno de organización y funcionamiento.

De modo que este artículo CLARAMENTE contradice lo que está dispuesto en la Constitución de la República, atribuyéndole funciones a la Asamblea Nacional que constitucionalmente no le corresponden. La nueva asamblea opositora podría alegar que la ley orgánica viola la constitución y por ende “el debido proceso” de las postulaciones, lo cual obligaría a restituir la función al Tribunal Supremo de Justicia por vía de modificación de la ley en lo concerniente al comité de postulaciones (lo cual es una atribución de la entrante asamblea) y con esto quedarían sin efecto las juramentaciones sucedidas este mes.

puncelesmarcel@gmail.com

Marcel Punceles