MEDIOS, POLÍTICA Y EXTORSIÓN

bervum

Las opiniones expresados en esta sección estan bajo responsabilidad del usuario que las emite

MEDIOS, POLÍTICA Y EXTORSIÓN

Ante la impunidad y la anarquía desbordada en los organismos administrados por el Estado, algunos ciudadanos en funciones públicas nos hemos dispuesto a la arriesgada tarea de emplear estrategias “no convencionales” para tratar de resguardar los recursos y bienes, contra ciudadanos que dirigen desde funciones gerenciales de medio y alto nivel gestiones plagadas de corrupción e ineficiencia. Es así como en distintas ocasiones, hemos hecho de las columnas de opinión publicadas en los medios de comunicación impresos y digitales nuestro espacio ideal para la denuncia de delitos como: desvío de recursos, peculado de uso, enriquecimiento ilícito y otros tipificados en la Ley Contra la Corrupción. Y créanme lo tremendamente efectiva que resulta la publicación de este tipo de información, ya que les genera a estos presuntos delincuentes enorme presión por las implicaciones económicas primeramente y luego políticas que esta pudiera causarles. En algunos casos, la información publicada ha logrado los objetivos institucionales planteados. Sin embargo, en otros casos nos ha sucedido que a la destitución o renuncia de algunos de los funcionarios en cuestión, han sido sustituidos por otros con los mismos o más graves manejos irregulares de los recursos públicos. Y es que enfrentar y denunciar la corrupción desde adentro, es muy distinto a la labor ejercida por algún Diputado –cuando asume sus funciones íntegramente- o lo hecho por Carlos Tablante con la documentación publicada; que aunque muy valiosos sus aportes, cuyos libros son expedientes para ser procesados por el Ministerio Público, aún ninguno de los más acuciosos o especialistas en la materia han logrado presentar alguna estrategia o medida para enfrentar la corrupción de forma efectiva. Sólo los medios de comunicación por su rol ante la sociedad y por la presión que ejercen ante la opinión pública, han generado desde los mismos tiempos de la fundación de la República las condiciones para el quiebre de estas gestiones corruptas. De allí, el gran temor y la violencia (chantaje) desplegados sobre los medios: por eso a más de 300 emisoras de radio no se les ha renovado la concesión, por eso no hay papel periódico y por eso David Natera Febres (Director del Diario El Correo del Caroní) fue sentenciado a pagar 4 años de prisión.  

La Extorsión. En el año 2012 enfrentamos los manejos corruptos de uno de los peores delincuentes que ha tenido el Estado Lara al frente de una institución, quién armado y con porte “reglamentario” expedido por el Ministerio de la Defensa quiso hacer de la empresa que dirigía su casa de fortuna o bien su unidad de producción particular a lo JV. Gómez; por lo que aquí también, nos dispusimos con el apoyo de una federación nacional dedicada a la producción agroalimentaria, productores de distintos estados, trabajadores de la empresa y aliados externos la salida de este ciudadanos que llevaba a la organización a punto de quiebre. Se comenzaron a establecer acuerdos y acciones desde diferentes espacios, para lo cual el apoyo de los medios debía ser un aspecto fundamental. La publicación de la información relacionada con los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado agravado de uso y otros hechos relacionados con la pérdidas de miles de kilos del producto alimenticio elaborado y que fuera enterrado en los Estados Yaracuy y Carabobo fue labor que le encomendamos a un joven profesional, la cual creímos que la cumpliría al pie de la letra: primero, por la necesidad de enfrentar el flagelo histórico de la corrupción en el país y segundo, por los cambios que debían darse en la empresa dado que las circunstancias lo ameritaban. Lamentablemente este ciudadano tenía otros objetivos y vendió la información al delincuente que enfrentábamos al principio, e incurrió en el grave delito de la extorsión cayendo al más nivel humano y profesional: con su actuación, le hizo un favor a la  corrupción y permitió que el delincuente principal se librara –temporalmente- de los delitos que debía enfrentar. El ciudadano que pretendió vender la información, ocupa lamentablemente un cargo de alto nivel y presta sus “servicios” a los larenses; y decimos lamentablemente, porque el mismo no cambiará su visión de país ni sus prácticas sobre el manejo de los recursos públicos. El corrupto en funciones se escuda detrás de un título universitario de pre y post grado logrado en renombradas universidades nacionales o extranjeras. Se escuda detrás de un partido político, un ministro, militar de alto rango, gobernador o alcalde. El corrupto normaliza su conducta criminal tal cual lo puede hacer un asesino o un violador y si consigue incentivos -ganancias sin sanciones- continuará su legado para perjuicio de la sociedad.

Es indudable que la corrupción ha torpedeado la capacidad de producción y los procesos de desarrollo del país, de allí nuestro presente. Detrás de cada bolívar malversado hay un cártel de corrupción muy bien organizado y vinculado a sectores del alto gobierno nacional, regional o local. Aquí no se trata de la corrupción de derecha o de izquierda, que como ya vimos en el caso de extorsión mencionado puede venir de cualquier parte; por lo tanto, no es rasgo exclusivo de alguna tendencia política, nos afecta a todos y tenemos que rechazarlo con toda la fuerza espiritual, vital y ciudadana.

 

MARISOL BUSTAMANTE/marisolmele31

POLITÓLOGA

C.I: 9629407

DIRECTORA DE ONG DIVERSIDAD Y CAMBIO

diversidadycambio@gmail.com

marisol bustamante