Los infiltrados

bervum

Las opiniones expresados en esta sección estan bajo responsabilidad del usuario que las emite

Omar Gómez

@omarfgomez

 

Desde que la izquierda se ha organizado para la toma del poder político y para la construcción del Socialismo, ha tenido infiltrados en sus filas. La izquierda y en general el Movimiento Revolucionario tiene como característica la multiplicidad de voces que lo integran. Por ser tan diverso, podemos encontrar distintos niveles de formación y de experiencia política, podemos encontrar camaradas confundidos, algunos escépticos, otros optimistas, algunos pesimistas, incluso encontramos a muchos con pensamientos de derecha, pero que simpatizan con los objetivos de la Revolución.

 

Esa unidad en la diversidad es sumamente delicada, y solo el genio grandioso del Comandante Chávez logró la unidad de todos los revolucionarios en torno a un proceso Bolivariano y Socialista. Pero apenas murió el Comandante, afloraron mezquindades, liderazgos enfrentados, etc, lo que ha dificultado enormemente la Unidad de los Revolucionarios.

 

Sin embargo, también es conocido que una de las tareas fundamentales de la Revolución es acabar con el Capitalismo y con el Imperialismo, por lo que este siempre ha reaccionado de manera violenta buscando extinguir las ideas asesinando a los revolucionarios. Para nadie es un secreto cómo las principales agencias imperiales como la CIA y el MOSSAD han infiltrado los movimientos revolucionarios para dividirlos y para asesinar a sus principales figuras. ¿Alguien está absolutamente convencido de que la muerte del Comandante fue totalmente natural? Históricamente hemos sido víctimas de asesinatos por parte del Imperio de turno, y allí está el asesinato de Sucre y de Zamora para testimoniarlo, y las dudas que mostró el Comandante sobre la muerte de Bolívar.

 

Pero muchos camaradas siempre han creído que esos agentes de la CIA y del MOSSAD, cuando infiltran el movimiento revolucionario van a ser fácilmente identificables. Creen que ellos van a ser unos catiritos que, con acento gringo, van a estar en contra de todo y van a usar el lenguaje de la derecha. La realidad es que no es así, nunca ha sido así. La CIA y el MOSSAD reclutan a sus agentes de las propias filas de los revolucionarios. Son criollitos, caribeños, con un discurso de izquierda y supuestamente comprometidos con la Revolución. Se les distingue porque tienen la especial habilidad para figurar, para identificar liderazgos, para enfrentar grupos y para dividirlos. Tienen, inexplicablemente, mucho tiempo libre para operar, siempre saben de todo y siempre quieren liderizar todo, siendo expertos en todas las áreas del saber humano. Por ser así, muchos lo identifican con un cuadro logrando aglutinar gente alrededor para luego dividir.

 

Nuestra Revolución ha estado infiltrada por estos personajes. Desde un Miquilena hasta un escolta como Leamsy Salazar, desde un Simonovis hasta un Herber García Plaza, todos ellos infiltraron la Revolución. Han penetrado en los cuerpos de seguridad, en los militares y hasta en un tema tan sensible como el de la Alimentación. Los infiltrados son astutos, hábiles y guabinosos. Están formados y financiados para eso. Pero ellos no solo se infiltran en el alto nivel. También ocurre en el movimiento popular, en los movimientos revolucionarios de base y en el poder popular.

 

La tarea de los revolucionarios es estar alertas ante estos infiltrados. Que lo digan los revolucionarios de Yumare y Cantaura, a quienes un infiltrado logró delatarlos con el lamentable resultado conocido por todos. No debemos caer en una cacería de brujas, ni en alarmismos, pero si estar siempre  alertas, trabajando siempre con el pueblo, porque para rematar, los infiltrados son puro discurso y nada de acción real.

 

Omar Gómez