Lo que se dice y lo que digo sobre "El estallido social en Venezuela"

bervum

Las opiniones expresados en esta sección estan bajo responsabilidad del usuario que las emite

Quien revise el discurso social (Angenot,2010)  producido en los últimos años en Venezuela, se dará cuenta que gran parte del mismo, se dedicó advertir sobre las posibilidades de que la sociedad venezolana estallaría.Todo lo pronunciado acerca de un estallido social dentro de este periodo tienen en común dos cosas; primero la recesión económica que atraviesa el país como marco para las opiniones al respecto, y segundo, al Caracazo como referencia para este tipo de fenómenos. En cuanto a  las diferencias estas están dadas por los distintos pronósticos sobre el factor que desencadenaría  un estallido social, y contra quien sería el mismo. Quisiéramos a continuación comentar y hacer valoraciones sobre  estas diferencias.


Que factor desencadenaría un estallido social.

De acuerdo con parte del discurso social en cuestión, un estallido social en Venezuela podría desencadenarse por verse restringido -o negado- el acceso a los alimentos, -bien sea por el alto costo o el desabastecimiento de los mismos-  o por el aumento de la represión policial sobre los sectores populares.

Las opiniones que encuentran un vínculo entre el deterioro en el acceso a los alimentos y un eventual estallido social, están fundamentados en experiencias recogidas por la historiografía europea, siendo el caso icónico, la relación entre el alto costo de los alimentos y el inicio de la revolución francesa. Pero el caso venezolano guarda una particularidad derivada de las crisis cíclicas características de su modelo petrolero: La sociedad venezolana tiende a habituarse a los problemas para acceder a los alimentos.

Este hábito sólo se rompe, cuando el Estado se encuentra en un punto máximo de deslegitimación como garante del acceso a los alimentos. Este escenario se da por sentado desde la oposición y se descarta del todo desde el gobierno.

Parte de este discurso también se dedica a advertir sobre los efectos a futuro del carácter represivo de las OLP en el marco de la recesión económica, esta situación podría ser factor de un estallido social,- lo que a juicio personal desencadenaría más en una turba urbana que en un estallido social, por ser los sectores populares  el único objeto de esta represión (más adelante aclararemos) - matizada por la alta aceptación que tienen estos operativos en la opinión pública.


Contra quien seria este estallido social.   

Pronosticar contra quien se va a volcar un estallido social, es el punto máximo de este ejercicio de futurología que se viene ejerciendo en el discurso social venezolano, los altos funcionarios del gobierno insisten en que de darse, sería en contra de la oposición y los factores económicos que la apoyan,  y desde la vocería opositora se asegura que este sería en contra del sector del chavismo dispuesto a ganar la guerra económica.

En mi opinión, lo arraigado de la identidad chavista, deja la opción del estallido social como iniciativa de la oposición, y tendría las condiciones bien resumidas por Michael Penfold en la que la dirigencia de las misma actuaría desde la zona gris de la política muy al estilo de las guarimbas ya que solo puede ejercer dirección sobre sectores medios que como ya sabemos no “tumban gobiernos”.

De darse el escenario planteado desde los altos funcionarios del gobierno, el fenómeno guardaría más relación con la turba urbana, que con el estallido social. La turba urbana Eric Hobsbawm la define como “ el movimiento de todas las clases urbanas pobres encaminado al logro de cambios políticos o económicos mediante la acción directa [..]”(Hobsbawm, 2001) y aclara que en el siglo XVIII no contaban con inspiración ideológica. De producirse esta turba en nuestros días, el chavismo podrá ideologizarlas al jugar la carta identitaria, es decir, buscar el reconocimiento como iguales en las aspiraciones de la turba y encontrar como antagonista a contra quien se vuelque esta. Quedará a prueba la dirigencia del chavismo para darle dirección a un tipo de fenómeno que como el caracazo marcaría un antes y un después en nuestra historia política.   



jerjesmarino88@gmail.com

11/01/2015

Jerjes Mariño