EL HOMBRE VENEZOLANO FRENTE AL SEXO

bervum

Las opiniones expresados en esta sección estan bajo responsabilidad del usuario que las emite

El hombre venezolano es fundamentalmente inseguro, la mayoría no sabe seducir en absoluto.

Se ve en todos los niveles socioculturales que el hombre exige sexo a cambio de una mínima atención: una salida, unas cervezas, un pollo asado, un rato en el cine.

No entiende que, en general, logra muy poco con eso. Que hace un gran esfuerzo y que en esos términos le convendría más pagarle a una prostituta.

No entiende que las mujeres necesitan sexo tanto como él. Pero que el deseo, que es voluntario, desaparece a la mínima exigencia.

No entiende tampoco que no es tan difícil hacer que una mujer desee estar con él. No entiende que cualquier mujer mentalmente sana quiere sexo también.

Tampoco parece entender del todo que ya no necesita engañar para conseguir sexo. Que las mujeres vamos entendiendo que ciertamente para los hombres el sexo es primero. Pero que no por eso nos debemos permitir ser tratadas como objetos.

El hombre venezolano en ocasiones se siente disminuido frente a una mujer que ha ocupado sus espacios, a veces por su ausencia y muchas veces en exceso. 

El hombre venezolano tiene mucho que aprender.

Sigueme en https://psicocrecimiento.wordpress.com/

en Psicocrecimiento por facebook

y en @psicocrecimiento por Instagram

Maricelis Guedez Granadillo