¿A quién le importa?

bervum

Las opiniones expresados en esta sección estan bajo responsabilidad del usuario que las emite
Algo aterrador está ocurriendo en Venezuela, más allá de lo obvio, como la crisis económica, la inseguridad, la escasez y la ingobernabilidad, todas ampliamente documentadas por un lado (el resto del mundo) y negado por el otro (el gobierno) y que son vividas a diario por todos.

Sin embargo, hay algo que a nadie parece importarle mucho, más allá de declaraciones aisladas y oportunistas, el país está profundamente dividido, no solo entre chavistas y opositores, la división es más amplia entre personas altamente agresivas y otras con menos niveles de violencia. Está divido entre quienes toleran una opinión diferente y quienes la consideran una ofensa. Entre vivos y pendejos.

Basta con ver las secciones de comentarios en los portales noticiosos para darse cuenta de esta realidad. Una simple foto de Diosa Canales es suficiente para leer una ristra de ofensas e improperios, no solo hacia la señora Canales, sino entre quienes comentan. Un juego entre el Barcelona y el Real Madrid es una fuente inagotable odio incompresible. 

Los mismos portales "noticiosos" como Maduradas, DolarToday y otros, son el reflejo de derecha de Aporrea y similares, su facilidad e irresponsabilidad a la hora de publicar mentiras, notas falsas y comentarios que van desde lo racista hasta lo violento, es aplaudida y compartido porque quienes, en sus ansias de ver la culpa del gobierno en todo, no analizan lo que leen. El opositor de hoy, actúa como el chavista de ayer. 

Pero no parece importarle a nadie.

Y eso es lo grave, porque quienes hablan de unión nacional y reconciliación en sus páginas, no hacen nada para ir en esa dirección, cada uno quiere reconciliación, con la desaparición o sumisión del contrario. El radicalismo no ha perdido ni un centímetro, al contrario ha ganado terreno. Por años la oposición ha tomado el ejemplo de Mandela, como líder de paz y unión, pero cuando tienen la oportunidad, quieren venganza. Por su lado, el gobierno, en 17 años, no ha entendido qué es unión y qué es conciliar, no pueden entenderlo, su gen de cuartel se lo impide, en el ejército no se disiente, se obedece y se castiga a quien cuestione, esa es su visión.

Lamentablemente, como todo con el chavismo, esto no es nuevo, viene arrastrándose desde hace años, con señales alarmantes, que nadie quiso ver, ya hay nuevas señales de división, que empeorarán con el pasar de los días. 

Pero, ¿a quién le importa?

Omar Camejo