CNE adjudicó el triunfo en Simón Planas (Lara) a Jean Ortiz ¿Qué dice Ángel Prado?

bervum


"Soy el alcalde legítimo del Municipio Simón Planas, electo con más de 9 mil votos contra los 5 mil del PSUV, llamo al pueblo a que siga mis orientaciones en aras de exigir que nos entreguen la alcaldía que, por ley y votos del pueblo soberano, nos corresponde. No estamos para más burlas", dice Ángel.

El comunero rural Ángel Prado, oriundo del municipio Simón Planas, en el estado Lara, fue electo por el chavismo a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) con más de 13 mil votos. Luego, decidió lanzarse, de forma independiente, como candidato a las elecciones municipales, para así enfrentar a las clases políticas que parecen haber olvidado que los campesinos saben como enfrentar tanto al mal tiempo como a las plagas. 

Con el transcurrir de los días, algunas organizaciones políticas se animaron a apoyar su candidatura, entre ellas el Partido Patria para Todos (PPT). Sin embargo, el director de la oficina regional del Consejo Nacional Electoral (CNE), Lohengri Niño, realizó una rueda de prensa el 8 de diciembre, para anunciar que Prado no fue admitido como candidato a la alcaldía de este municipio. 

"Es importante destacar que en la fase de postulaciones el ciudadano constituyente presentó su candidatura por iniciativa propia, que luego fue respaldada por algunas organizaciones políticas y debidamente procesadas por el CNE, sin embargo, la directiva de la ANC en la persona de Delcy Rodríguez indicó al Poder Electoral que en el caso de aquellos constituyentes que no tenían permiso escrito y expreso de la ANC para postularse debía dejar sin efecto dicha inscripción".

La información se ofreció tan solo dos días antes de los comicios, después de reiterados tira y encoje. Ante tal escenario, sus seguidores fueron a votar por el PPT, es decir, por Ángel... y ganaron. 

Ángel Prado obtuvo el 57,92% de los votos del pueblo de Simón Planas que voto por la tarjeta del PPT. El PPT legalmente tiene a Ángel cómo candidato, pero el CNE le adjudicó estos votos a Jean Ortiz, el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). 

"Soy el alcalde legítimo del Municipio Simón Planas, electo con más de 9 mil votos contra los 5 mil del PSUV, llamo al pueblo a que siga mis orientaciones en aras de exigir que nos entreguen la alcaldía que, por ley y votos del pueblo soberano, nos corresponde. No estamos para más burlas, ya el pueblo decidió", dice Ángel.

El comunero contó con el apoyo de figuras como el Ministro de Educación, Elías Jaua; el ex ministro para la energía eléctrica, Jesse Alonso Chacón; el ex ministro de comunas y también de cultura, Reinaldo Iturriza; la ex ministra de Agricultura Urbana, Lorena Freitez, entre otros. Sin embargo, el CNE ya adjudicó al candidato del PSUV, en compañía de la gobernadora de la entidad, Carmen Meléndez.

El comunero rural Ángel Prado, oriundo del municipio Simón Planas, en el estado Lara, conversó con Bervum y relató la historia de lucha de su comunidad, sus constantes desafíos a la burocracia, los impedimentos a su postulación en las municipales y sus perspectivas hacia el 2018. ¿Qué demanda la organización popular?

Hombres de maíz revolucionarios

-¿Qué lo impulsó a usted y a la comunidad del municipio Simón Planas a tomar la decisión de ir a los comicios municipales? 

"Nosotros tenemos una lucha histórica en este municipio, desde los años 40 y 50. Con la llegada de los gobiernos de la Cuarta República nuestra gente fue muy maltratada y perseguida, bajo la excusa que apoyaban a células guerrilleras. 

Nuestra gente siempre tuvo tendencia a la izquierda. Lamentablemente, hubo toda una situación con familiares nuestros: fueron torturados, perseguidos, asesinados y desaparecidos (más nunca supimos de ellos). Eso se mantuvo allí y la gente nunca olvidó, siempre recordó. Con la llegada del comandante Chávez, se le conoce y apoya en las elecciones del año 1998. Entonces, este pueblo se hace chavista: desenfundó nuevamente su espada de lucha. 

Logramos incorporarnos al movimiento que nacía con mucha fuerza y de una u otra manera participamos, no en partidos políticos ni en instituciones públicas, sino más bien en las política sociales: Plan Bolívar 2000, en los Gabinetes Móviles del 2004-2005, la Misión Vuelvan Caras. De allí pasamos a la creación de los consejos comunales, hasta que en el año 2009, el comandante Chávez llegó por esta zona, nos entregó unas tierras y se fundó la comuna "El Maizal", de la cual soy vocero parlamentario. 

A partir de su nacimiento, logramos un trabajo político, social, económico y territorial. En esta comuna participan todas esas fuerzas y personas que tienen una cultura de lucha contra los gobiernos adecos y copeyanos. Fuimos aglutinando fuerzas con esa participación de pueblo y generamos un proceso de expansión hacia todo el territorio del municipio Simón Planas y más allá".

-¿En qué condiciones está la comunidad?

"Aquí hay comunidades que han llegado a indeseables niveles de pobreza extrema que son evidentes. Siempre hay una excusa: que el gobierno nacional no envía los recursos, que la gobernación estuvo en manos de un opositor. Sin embargo, nosotros sabemos que se pueden solucionar muchas de las problemáticas en este municipio rural -agrícola por excelencia- y con gran potencial para la producción de alimentos. Lamentablemente, desde el gobierno municipal no les interesa el tema de la agricultura, la organización popular ni los comités de trabajo. Estamos en un municipio donde -a pesar de todo el potencial que tiene- vivimos en precarias condiciones. 

En este 2017, el pueblo se concentró a partir de enero y discutió lo que va a hacer en medio de esta guerra económica. No teníamos claro que iba a realizarse un proceso electoral. Sin embargo dijimos: "O terminamos hundidos en esta guerra o hacemos algo para salir adelante".


-¿Y la Asamblea Constituyente?

"El presidente de la República nos sorprende con el llamado a la Asamblea Constituyente. Nosotros fuimos a ese proceso electoral y del 100% del padrón obtuvimos el 81% de aceptación del pueblo. La gente decidió que fuese el vocero que debía estar en la Constituyente. 

Este resultado evidenció hacia donde se enrumbaban las fuerzas políticas de este municipio. Luego, asumimos la campaña de la compañera Carmen Meléndez porque teníamos como reto sacar de la gobernación a Henry Falcón. La campaña fue dura, se decía que no había posibilidad que hubiese un cambio de gobierno en el estado Lara. Sin embargo, se hizo una excelente campaña. Orientamos a que se votara por el PSUV porque es el partido donde militamos. Logramos ser el municipio con el mayor porcentaje de apoyo a la compañera Carmen Meléndez y se concretó la victoria. 

Después, el presidente decide adelantar las elecciones municipales. Este proceso hizo que el pueblo decidiera en asambleas populares que este vocero constituyente asumiera la candidatura de las fuerzas populares del municipio Simón Planas para la alcaldía y eso hicé".

¿Quién siembra vientos para recoger tempestades?

-¿Y qué paso? 

"Primero me dijeron que había hecho algunas críticas muy duras ante situaciones en el estado Lara y que lamentablemente, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) no podía llevar a una persona tan indisciplinada como candidato a una alcaldía. Por eso me cercenan el derecho de participar por el PSUV. 

Luego, fuimos por iniciativa propia. Me dicen que tenía que consignar 1.300 firmas -porque sin eso no puedes- y que debía ser rápido. Me dieron 2 días. Muy bien. En un día recogimos casi 10.000 firmas, porque el pueblo asumió la tarea. Después de haber consignado las firmas me dicen que fue eliminada la posibilidad de participar por iniciativa propia.

Entonces, nuestra gente se movilizó. Habló con partidos aliados: El Partido Comunista de Venezuela (PCV), TUPAMARO, Patria para Todos (PPT), Organización Renovadora Auténtica (ORA), Movimiento Electoral del Pueblo (MEP). Son partidos que, de una u otra manera, tienen relación con la gente de nuestras comunidades y decidieron apoyarnos, inscribiéndonos por allí. 

Al llegar el 23 de noviembre, cuando fuimos a iniciar la campaña, se nos informa en el CNE del estado Lara que 4 de los 5 partidos que inscribieron nuestra candidatura fueron eliminados del tarjetón electoral del municipio Simón Planas. Esto no es muy común que ocurra. En realidad, nunca había escuchado que hubiese pasado. En todo caso, me hubieran inhabilitado a mí y no los partidos que me apoyaban. Quedó una posibilidad mínima con el Partido Patria Para Todos (PPT) porque logró adherirse a nuestra candidatura ya en último momento.

De hecho, hay una resolución admitida por el CNE donde dice claramente que hubo una sustitución del candidato que inicialmente este partido había inscrito y lo sustituyen por Ángel Prado. Allí es donde está todo el dilema de ahora. Con ese partido -con resolución en mano firmada y sellada por el CNE- que fuimos a los comicios municipales y ganamos".


-¿A quién desafió su candidatura?   

"Primero, nos desafió a nosotros. Se trata de convencernos de exigir nuestro derecho humano a participar como pueblo. Nos desafió a creer que sí se puede luchar contra la corriente y contra aquellos poderes concentrados en grupos que asumen el chavismo como de ellos; a los que pretenden manipular, chantajear, excluir, violentar y con sectarismo intentan llevar a cabo malas prácticas contra el pueblo. A pesar que somos campesinos, sí podemos. Somos el pueblo que con Chávez logró tener voz y voto, claridad y visión de proyecto. 

Con esta iniciativa, también estamos retando a los grupos económicos y políticos que creen que el pueblo no ve lo que ocurre en el país o quiénes son los causantes de la corrupción, el sectarismo y que contribuyen a la situación económica que se agrava. Son personajes que están dentro del chavismo y tienen mucho poder, que creen que nadie se va a levantar y a opinar diferente, con criterio propio. Creen que este es un pueblo dormido como el de otros años. Piensan que como es un pueblo maltratado por los embates de la guerra económica no va a salir a pelear, que va a salir corriendo detrás de una caja de comida o de un ofrecimiento

Estamos retando a grupos que se han fortalecido mucho -política y económicamente- pero que moralmente tienen una deuda con este pueblo, ese que se va a levantar desde las catacumbas -como diría el comandante Chávez- y con su voz salvará la revolución, porque por la vía que vamos, con la corrupción descarada y el abuso de poder, nosotros creemos que hay una amenaza directa al proceso que nos legó el comandante Chávez".


-¿Considera que la clase política burocrática del chavismo teme o se siente amenazada ante situaciones como esta? 

"Nosotros como comuneros, tenemos clara la tarea que nos dejó el comandante Chávez: desde el poder popular hay que hacer crecer la organización, producir alimentos, instalar la pequeña industria, el poder de distribuir y guiar los recursos. 

Sin embargo, creemos que la alcaldía -una instancia que seguirá existiendo- no puede ser un obstáculo para que el poder popular crezca y se desarrolle. Si nosotros tenemos condiciones para asumir políticamente esa responsabilidad, lo vamos a hacer. 

Obviamente, los personajes de la alcaldía Simón Planas -que han gobernado muchos años allí- no responden a los intereses del pueblo. Ellos tienen la vieja práctica de que cada 4 años vienen elecciones, tienen recursos para hacer demagogia y comprar el voto. Eso se acabó. Esa forma va a ser derrotada en el municipio Simón Planas.

Afortunadamente, aquí hay una nueva forma de hacer política con ética, principios y valores. Es el mensaje y es a lo que no estamos dispuestos a renunciar".

"Nosotros somos gobierno"

-¿Cómo se pueden afrontar los grandes problemas nacionales desde el liderazgo local?

"Estoy convencido, que en cada territorio del país, en la medida que se tenga voluntad de aportar recursos necesarios a comunidades que se organicen -con mucha eficacia y eficiencia- desarrollen, inviertan y multipliquen esos recursos; podemos resolver buena parte de los problemas. 

Si el campesino se puede organizar, también la gente de la ciudad lo puede hacer. Incluso, tienen más concentración de pueblo y gente que luche. El problema en Venezuela debería resolverse de forma estructural. Primero, derrotando la corrupción y las organizaciones populares pueden influir en la medida en que nosotros, en cada partícula de territorio, podamos asumir el control político y de una vez por todas, derrotar la realidad adversa.

Sabemos que se decomisan una cantidad de productos en una alcabala de la Guardia Nacional, algún funcionario vagabundo -para no decir que son todos- y los revenden. En otras ocasiones, vemos como funcionario de la Superintendencia para la Defensa de la Economía (Sundee) llegan a un sitio por una denuncia que hace alguien -y la comunidad contenta porque se va a fiscalizar-, pero al final dice que "todo está bien", aunque el pueblo haya denunciado que hay una anormalidad.

A veces, también justificamos todo lo que ocurre al atribuírselo a la derecha venezolana y el empresariado privado. Sin embargo, nosotros somos el gobierno, tenemos condición para controlar la situación, tenemos el poder. ¿El tema es la voluntad o es que funcionarios se dejan llevar por los ofrecimientos del empresariado corrupto, un distribuidor de alimentos o un intermediario?" 


-Después de lo ocurrido: ¿Cómo vislumbra el panorama para el 2018?

Para unas elecciones presidenciales lo indispensable somos nosotros, el pueblo. Los pobres y las bases populares somos la gran mayoría de este país. 

El chavismo duro no está en la cúpula de un partido, en un ministerio o en una institución. El voto duro está en los barrios, los campos, las fábricas, la industria y las escuelas. De manera muy sensata, nuestra alta dirigencia política debe evaluar muy bien qué acciones van a tomar después del día domingo. 

Pienso que hacemos un llamado a nuestro gobierno a actuar con mucha inteligencia, porque un error político de ellos sería pretender desconocer la voluntad de un pueblo. Desconocer una votación y bloquear a un alcalde electo. Eso va a tener influencia en lo que ocurra en el próximo proceso electoral, de cara a las presidenciales. Podría quedar en tela de juicio la credibilidad de la dirigencia nuestra. ¿Cómo es que te apoyamos todo el tiempo, tributamos a la causa, militamos en el partido de gobierno, buscamos reforzarlo a través del voto, y cuando exigimos nuestra derecho nos lo niegan?

Nosotros no queremos ni pensar que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no sabe cumplir. Al contrario, confiamos plenamente en él, y por eso fuimos a las elecciones, a pesar de las cosas que han pasado. Se han suscitado actuaciones particulares de funcionarios del CNE en el estado Lara; para nada creo que sea una línea nacional. El CNE a nivel nacional es una institución que ha estado a la altura de la responsabilidad: el resultado que siempre ha dado es la escogencia de un pueblo.

Más allá de visualizar un panorama de controversia o contradicciones duras entre la base popular y la dirigencia del chavismo, creo que hay una dirección colectiva amplia de la Revolución Bolivariana que no va a permitir que algunas individualidades de manera sectaria cometan errores que van a costar muy caro. 

De dónde venimos...

"Históricamente el pueblo venezolano ha logrado sus conquista peleando. Nunca hemos pretendido que se nos de nada. Desde que conocemos la resistencia indígena, a Guicaipuro, José Leonardo Chirinos, Bolívar, Zamora; lo que ocurrió en el 58, el Caracazo, 4 de febrero, el 99, el 13 de abril de 2002, hasta nuestros tiempos; tenemos claro que las conquistas del pueblo se logran luchando".  

Cortesía de foto principal: Supuesto Negado.




Alberto Morales