Washington considera el despliegue de portaviones y bombarderos contra Corea del Norte

bervum


La madrugada de este domingo Corea del Norte anunció que había probado una bomba de hidrógeno para misiles balísticos intercontinentales y aseguró que su sexta prueba nuclear fue "un éxito total".

Este hecho pronto estremeció al ambiente geopolítico.

¿Qué dice Corea del Sur?

El Comité de Defensa surcoreano declaró que la sexta prueba nuclear de Pionyang fue de 100 kilotones, unas 4 o 5 veces más potente que la bomba nuclear lanzada sobre la ciudad japonesa de Nagasaki en 1945. También destacaron que el poder explosivo de la ojiva probada este domingo fue 9,8 veces más potente que el de la prueba anterior.

Asimismo, Corea del Sur instó a aplicar "un castigo más fuerte sobre Corea del Norte" para lo cual ejercerá presión ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Tembló

Según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), la prueba causó un temblor de magnitud 6,3. Por su parte, desde Corea del Sur se informó que el sismo fue magnitud 5,6 y que fue "de origen artificial".

Habla el mundo

Pronto, muchos países reaccionaron con declaraciones y maniobras. En este sentido, Japón convocó una reunión de emergencia de seguridad nacional. Según el primer ministro japonés Shinzo Abe, "están recopilando y analizando toda la información necesaria y mantiene contacto permanente con EE.UU, Corea del Sur, Rusia y China para abordar el asunto".

Desde Japón también enviaron aviones para detectar posible contaminación radiactiva tras el ensayo nuclear de Corea del Norte. 

¿Y los pesos pesados?

"Las autoridades norcoreanas [?] crean una seria amenaza para la paz y la seguridad en la península coreana y la región en su conjunto. Seguir por esta línea puede tener graves consecuencias para la propia Corea del Norte", advirtieron desde la cancillería rusa.

Mientras, el presidente de Rusia Vladímir Putin y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron "manejar apropiadamente la situación". Los dos líderes subrayaron "la inadmisibilidad de la nuclearización de la península de Corea"

Por su parte, el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump expresó a través de su cuenta oficial en twitter que "las acciones de Corea del Norte siguen siendo muy hostiles y peligrosas, por lo cual está considerando, entre otras opciones, detener todo el comercio con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte"

Pero además, Estados Unidos considera la posibilidad de dar una respuesta militar a las acciones de Pionyang con el posible despliegue de cuatro sistemas de defensa antimisiles THAAD en la nueva base estadounidense, 300 kilómetros al sur de Seúl.

Bandera blanca

Mientras tanto, la presidenta de Suiza, Doris Leuthard, ha dicho que su país esta dispuesto a convertirse en mediador entre Corea del Norte y Estados Unidos para resolver la crisis en la península coreana.


Ber Vum