¿Volvió la Argentina del 2001?

bervum


El Congreso argentino aprobó la ley previsional, una polémica reforma de Macri, que en la víspera generó masivas movilizaciones a manera de protesta contra su posible aprobación.

La reforma vio luz por 128 votos a favor y 116 en contra, gracias al apoyo de algunos peronistas.

"Argentina confirmó una vez más que es el país de Latinoamérica donde es más difícil sacar adelante reformas impopulares. El Congreso de este país necesitó más de 17 horas para debatir y aprobar finalmente, en medio de un enorme escándalo político, la polémica reforma de las pensiones promovida por el presidente Mauricio Macri", expresa el periodista Carlos Cué.

Afuera la manifestación y la represión eran cada vez más fuertes. Además, se vivió una tensa madrugada con cacerolazos por toda la ciudad. "Frene esta locura", le pedían los diputados kirchneristas al presidente del Congreso, Emilio Monzó, empeñado en seguir adelante para demostrar que una manifestación no puede impedir los trabajos de un Congreso en el que Macri ha logrado trenzar una inestable mayoría con el apoyo de algunos peronistas.

"Fue un ambiente de protesta masiva y fuerte violencia que no se vivía desde 2001, cuando la crisis del corralito acabó con 38 muertos y el presidente Fernando de la Rúa dimitió y abandonó la Casa Rosada en helicóptero", agregó Cué.

De hecho, la jornada dejó 162 heridos.

La polémica reforma, que cambia la fórmula para actualizar las pensiones y hará perder poder adquisitivo a los jubilados en un país con un 25% de inflación, el Gobierno pretende ahorrar 60.000 millones de pesos (2.850 millones de euros).


Ber Vum