Vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, ha sido condenado a 6 años de prisión

bervum


El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, ha sido condenado a seis años de prisión por su supuesta participación en la trama de corrupción de Odebrecht.

La Corte Nacional de Justicia considera que el ?número dos? del expresidente Rafael Correa es responsable principal de un delito de asociación ilícita.

"Glas articuló con José Conceição Santos- gerente de la constructora en Ecuador- la concesión de contratos públicos a cambio de pagos" consideró la sala de lo penal.

Además de Glas, la Corte Nacional ha condenado también a seis años de prisión y a la renuncia de sus derechos ciudadanos al tío del vicepresidente, Ricardo Rivera. Según la tesis que se ha mantenido por la acusación durante el juicio, que ha durado poco más de dos semanas, Rivera también habría recibido sobornos de la brasileña, sin tener cargo público alguno, a cambio de operar como intermediario con su sobrino.

Pero...

Como se trata de una sentencia en primera instancia, el vicepresidente y los demás condenados pueden presentar los recursos correspondientes para tratar de variar o anular el fallo.

En cualquier caso, la condena complica aún más la situación política de Glas.

El vicepresidente, de 48 años, permanece en prisión preventiva desde inicios de octubre, después de la confesión, emitida por videoconferencia, del gerente de Odebrecht en Ecuador, en la que Santos ubicaba a Glas como el funcionario público que conocía y coordinaba el pago de sobornos en los contratos de grandes obras.

Durante el gobierno de Rafael Correa, Glas ostentó los cargos de ministro coordinador de los sectores estratégicos, a los que pertenecen las obras investigadas, y vicepresidente a cargo de las mismas. Aunque fue revalidado como vicepresidente en las elecciones de mayo, el presidente Lenín Moreno le despojó en agosto de sus funciones. 

¿Qué dice Correa?

El expresidente Correa ha reaccionado rápidamente en redes sociales al conocer la condena a quien fuera su mano derecha durante los últimos cuatro años de su Gobierno.

Ha repetido una vez más que "se ha condenado a un inocente" y "el juicio está lleno de tantas irregularidades", pues el objetivo de las autoridades es, según el exmandatario, apoderarse de la Vicepresidencia.  

Ber Vum