Trump sobre inmigrantes salvadoreños y haitianos: "¿Por qué recibimos a gente de países de mierda?"

bervum


El presidente Norteamericano, Donald Trump no quiere gente de "países de mierda" en Estados Unidos. Al menos así lo expresó durante una reunión para renegociar el programa que concede residencia legal a inmigrantes de Haití, El Salvador y países africanos.

Trump reaccionó así cuando dos senadores (el demócrata Dick Durbin y el republicano Lindsey Graham) le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán. 

Trump sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega.

"Ciertos políticos de Washington eligen luchar por países extranjeros, pero el presidente Trump siempre luchará por el pueblo estadounidense", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, a manera de excusa.

"El presidente Trump lucha para conseguir soluciones permanentes que hacen a nuestro país más fuerte, al dar la bienvenida a aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad, hacer crecer nuestra economía (...) Trump siempre rechazará las medidas temporales, débiles y peligrosas que amenacen las vidas de los estadounidenses que trabajan duro", indicó Shah.

No obstante, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este viernes que utilizó "un lenguaje duro" en su conversación con senadores sobre la ley migratoria, pero rechazó haberse referido a El Salvador, Haití y a países africanos como "agujeros de mierda".

"El lenguaje utilizado por mi en la reunión de DACA fue duro, pero ese no fue el lenguaje empleado. Lo que fue realmente duro fue la extravagante propuesta hecha, un gran paso atrás para DACA", dijo el mandatario en su cuenta de Twitter (@realDonaldTrump). 

Sin embargo, el pasado lunes, el republicano retiró dichas protecciones a 200.000 salvadoreños; en noviembre lo hizo con 59.000 haitianos.

Con esta polémica de fondo, Trump se someterá hoy viernes al primer examen médico de su mandato. Trump pronosticó ayer que su cita médica "irá muy bien", y dijo que estaría "muy sorprendido si no es así".

"Más vale que vaya bien, o si no la bolsa no estará contenta", bromeó ante los periodistas.


Ber Vum