Trump empezó el año con una desenfrenada ofensiva tuitera

bervum


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, empezó el año con una desenfrenada ofensiva tuitera destinada a sacudir a Pakistán, los territorios palestinos, Irán, Corea del Norte y hasta el delicadísimo botón nuclear.

"Una andanada verbal que, tras casi un año en el poder, dibuja a un inquilino de la Casa Blanca en permanente campaña, sin diques de contención y dispuesto a azuzar la inestabilidad en los puntos neurálgicos del planeta", expresó el periodista Jan Martínez.

"Todos los mensajes de Trump apuntan en una misma dirección. Pese a su disparidad geográfica, asumen siempre las tesis más duras de los halcones republicanos. Es decir, rompen puentes, amenazan equilibrios de alta complejidad. Son el canto de poder de un presidente desmedido que en el caso de su desafío al líder norcoreano -"mi botón nuclear es mucho más grande y poderoso que el suyo"- llega a la caricatura", agregó.

El primer disparo de la serie lo recibió Pakistán. "Estados Unidos le ha proporcionado de forma estúpida a Pakistán más de 33.000 millones de dólares durante los últimos 15 años y ellos nos han dado solo mentiras y engaños, tomando a nuestros líderes por tontos", tuiteó Trump.

Algo similar recayó sobre los palestinos. "Pagamos a los palestinos cientos de millones de dólares al año y no obtenemos aprecio ni respeto. Ni siquiera quieren negociar un tratado de paz con Israel", señaló Trump.

La amenaza a Pakistán y los palestinos, presta a enturbiar aguas ya de por sí agitadas, vino acompañada con un viraje ante Irán: Trump se lanzó en apoyo de las protestas que estremecen desde hace una semana al país.

"El pueblo de Irán está finalmente actuando contra el brutal y corrupto régimen. Todo el dinero que el presidente Obama les dio de forma alocada ha ido al terrorismo y a sus bolsillos. La gente tiene poca comida, mucha inflación y carece de derechos humanos. ¡Estados Unidos está vigilando!", tuiteó Trump.


Ber Vum