¿Qué le exige la Asamblea General de la ONU a EE.UU. ?

bervum


La Asamblea General de la ONU le ha exigido este jueves a Estados Unidos que retroceda en su decisión de reconocer a Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel y se le ha instado a que se abstenga de trasladar su embajada a esa ciudad.

La resolución aprobada ratifica la doctrina de Naciones Unidas sobre Jerusalén y demanda "que todos los Estados cumplan las resoluciones" del Consejo de Seguridad relativas a la ciudad.

La Asamblea General también enfatiza que todas las decisiones "que pretendan haber modificado el carácter, el estatuto o la composición demográfica de la Ciudad Santa de Jerusalén no tienen efecto jurídico alguno, son nulos y sin valor y deben revocarse". 

¿Cómo quedó la votación?

El rechazo mayoritario al reconocimiento de Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel se evidenció en la resolución -no vinculante- aprobada con 128 votos a favor, 9 en contra y 35 abstenciones.   

Tan solo Guatemala, Honduras, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palau y Togo se plegaron a Estados Unidos e Israel. 

Las presiones estadounidenses se manifestaron en un número de abstenciones mayor del habitual en este tipo de resoluciones: Argentina, Australia, Canadá, Colombia, Hungría, México, Panamá, Paraguay y Polonia, se lavaron las manos. 


Estados Unidos: El cómplice de Israel 

El pasado 6 de diciembre, Trump anunció el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí, haciendo a un lado el consenso internacional, que estipula que el estatus final de la urbe sagrada debe ser acordado en un proceso de paz entre israelíes y palestinos. 

Estados Unidos el lunes vetó en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución, apoyada por los otros 14 Estados miembros de ese órgano. 

Además, amenazó a los países que votaran en contra de la decisión del presidente Donald Trump. En este sentido, poco antes de la votación, la embajadora estadounidense, Nikki Haley, adivirtió que "este día será recordado", en alusión a que Washington no olvidará el votos de los países cuando soliciten ayuda o cuando se reclame su apoyo económico por parte de Naciones Unidas.

Por esta razón, los palestinos y los países que no apoyan la decisión estadounidense, recurrieron a la Asamblea General, donde los países no tienen poder de veto.

En declaraciones ante la Asamblea General, el representante iraní ante la ONU, Qolamali Joshru, sostuvo que Estados Unidos ha protegido a Israel en la ONU, valiéndose de su poder de veto.