Perú desacatará cualquier decisión de la CIDH sobre indulto a Fujimori

bervum


La jefa del gabinete ministerial de Perú, Mercedes Aráoz, anunció que el Gobierno rechazará cualquier eventual pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CDIH) para anular el indulto humanitario concedido al dictador Alberto Fujimori por parte del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

"Somos obedientes de nuestros compromisos internacionales, pero tenemos una Constitución; y la Constitución es expresa en materia de lo que es la capacidad del presidente de otorgar indultos", dijo Aráoz.

Además, aseguró dudar que la CIDH "diga que el derecho que le da la Constitución al presidente puede ser rebatido. (...) Ahí dice claramente que el indulto es una prerrogativa del presidente. Punto. No hay más".

No obstante, la CIDH fijó para febrero una audiencia sobre el caso para determinar si Perú cumplió con sus obligaciones establecidas en los casos La Cantuta y Barrios Altos.

El procurador constitucional encargado de la Procuraduría Supranacional, Luis Huerta, confirmó que fueron notificados por la CIDH sobre la audiencia, que se llevará a cabo el 2 de febrero próximo en San José, Costa Rica, sede del tribunal interamericano.

Tras señalar que ésta será la primera vez en que se analizará si se puede anular un indulto humanitario, Huerta indicó que ya han sido convocadas las partes: el Estado peruano, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y organismos representantes de los deudos, como la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh).

Después de la audiencia, la CIDH "emitirá una resolución de cumplimiento obligatorio" en un plazo no determinado.

Tratados internacionales establecen que no debe haber beneficios para responsables de crímenes de lesa humanidad, pero en el caso de Fujimori el gobierno recurrió a la figura de "indulto humanitario".


Ber Vum