Moreno vence en consulta popular: ¿El fin de Correa?

bervum


Los ecuatorianos acudieron a las urnas para contestar siete preguntas sobre temas políticos, sociales y medioambientales.

Tres de ellas dejaban al descubierto el enfrentamiento de los ex aliados políticos, Lenin Moreno y el ex mandatario, Rafael Correa.

Según el conteo rápido del Consejo Nacional Electoral, un 65,7% votó en rechazo a la reelección indefinida, frente a un 34,3% que estuvo a favor.

La diferencia era aún mayor en lo referido a la pregunta para que se sancione a toda persona condenada por actos de corrupción: en ese caso un 74,9% de la población apoyó la medida, frente a un 25%.

Había un tercer ítem que molestaba a Correa y era la reforma que proponía enmendar o derogar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. En este caso, un 64,5% votó a favor mientras que un 35,5% estuvo en contra.

Esto, que fue definido durante la campaña por Correa como un "golpe de Estado", implica que funcionarios del anterior gobierno que permanecían en la administración actual en cargos clave puedan perder sus puestos, cambiando el balance de poder a favor del grupo morenista.

"Le dan durante un año la capacidad de destituir y sustituir 150 autoridades de control fiscal, defensor público, consejo de Captura, Consejo Nacional Electoral, Contralor, Procurador", describió Correa.

En un movimiento (Alianza PAIS) dividido, con funcionarios y legisladores que reparten sus fidelidades entre Moreno y Correa, el paso de los organismos de control -incluyendo contraloría general y procuraduría- a uno de los dos bandos puede implicar un golpe mortal para el otro.

Pero aun no se puede descartar a Correa del juego político ecuatoriano

Durante la jornada electoral, el ala correísta de Alianza PAIS -que en realidad se ha desafiliado formalmente de la agrupación política y busca formar otro movimiento bajo el nombre de Revolución Ciudadana- indicó en las redes sociales que se confirmarían como fuerza política si el NO superaba el 30%.

Esta afirmación puede deberse a que ese porcentaje es considerado por los correístas como absolutamente incondicional a su causa (que con estos resultados muestra que no se habría pasado al lado morenista).

Pero además, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó este domingo que la corte constitucional podría derogar la consulta popular y el referéndum que se realizó este domingo.

A su vez, no descartó convocar una Asamblea Nacional Constituyente. "Con una Asamblea Nacional Constituyente sino actúan los organismos internacionales podría derogarse esta consulta. La Corte Constitucional podría derogar esta consulta no pueden ser aprobadas leyes retroactivas", explicó.

En una nación que se apresta a reformar su Constitución por tercera vez en los últimos 10 años y que ha ido a las urnas más de 10 veces en lo que va del siglo, todo puede cambiar.

Ber Vum