Madres de Plaza de Mayo resisten allanamiento a su sede

bervum


Este lunes la Asociación de las Madres de Plaza de Mayo en Argentina enfrentó una orden allanamiento contra su sede en Buenos Aires con el fin de hacer un supuesto inventario de bienes.

Sin embargo, la titular de Madres, Hebe de Bonafini, junto a unas 50 personas, impidieron la orden y denunciaron como ilegal el procedimiento.

"Este Gobierno nos quiere arrodillar", declaró Bonafini en una conferencia de prensa. Antes se había atrincherado en la casa durante poco más de doce horas para evitar el allanamiento. 

"Cuando vieron que no podían entrar se fueron al bar de la esquina. Estuvieron ahí una hora y se fueron. Estamos a la expectativa, a ver si van a mandan a la Policía.", manifestó al respecto.

"Quieren hacer un inventario para justificar que acá hay cosas de la Fundación para llevárselas. Hay 10 vitrinas de regalos del mundo, hay cuadros, todo es memoria y es de la Asociación. Tienen que venir como corresponde, tenemos que estar avisadas. Ellos quieren venir cuando quieren", indicó Bonafini.

La orden la firmó el juez de feria Javier Consentino. Según el documento judicial, "de advertirse algún tipo de riesgo en la conservación de los bienes inventariados" los funcionarios "están facultados para proceder a la inmediata clausura del inmueble y/o de los sectores donde se encuentren depositados" y "requerir el auxilio de la fuerza pública".

Según detalló Bonafini, en el operativo participaron una abogada, un juez, un síndico y un escribano.

"Defendemos lo que tenemos, no voy a entregar 40 años de historia para que la tiren a la basura. Como hacen con la Plaza de Mayo, que la destruyeron, ya no es más la Plaza de Mayo", señaló.

Bonafini denunció que "vienen a buscar el archivo, los cuadros y no para quedárselos, sino para destruirlos" y remarcó "ya destruyeron el Museo del Bicentenario, tiraron todo, solo les interesa destruir la historia".

"Nos quedaremos como lo hicimos otras veces, porque hace mucho ya entraron sin permiso. Mientras sea necesarios nos vamos a quedar", alertó. 


Ber Vum