Justicia de Brasil rechaza habeas corpus para Lula

bervum


Un juez del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) negó el habeas corpus preventivo que fue presentado por la defensa del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, para evitar que sea encarcelado.

Como se recuerda, el pasado 24 de enero, Lula da Silva fue condenado en segunda instancia a 12 de años y un mes de prisión por supuesta corrupción y lavado de dinero en el caso que se enmarca en la operación Lava Jato.

No obstante, la defensa de Lula presentó el habeas corpus para evitar que el exmandatario pueda ir preso antes de que los recursos sean revisados por tribunales superiores, pero la medida fue rechazada por el ministro Humberto Martins, quien es también vicepresidente del TSJ y responsable de las decisiones urgentes.

Martins argumentó que "el habeas corpus preventivo tiene cabida cuando, de hecho, hay amenaza a la libertad de locomoción, es decir, siempre que sea fundado el temor de que el cliente se apresado ilegalmente. Y tal temor habría de resultar de una amenaza concreta de inminente arresto".

Pero sigue de primero

Sin embargo, el expresidente Lula sigue afianzado como gran favorito de las elecciones de octubre en Brasil, pese a la condena que puede invalidar su candidatura.

En la primera vuelta, el líder de la izquierda obtendría entre 34% y 37% de los votos, según los escenarios, sin cambios importantes respecto a la encuesta anterior de fines de noviembre, señala el estudio del instituto Datafolha publicado por el diario Folha de S.Paulo.

En segundo lugar, aparece el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro, con 16% a 18% de intenciones de voto.

En la segunda vuelta, Lula derrotaría a Bolsonaro por 49% a 32% y se impondría ante cualquier otro adversario por un margen similar. Los datos surgen de un muestrario de 2 826 entrevistados y tienen un margen de error de 2 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

El sondeo fue realizado el 29 y el 30 de enero, pocos días después de que un tribunal de apelación confirmara, el 25 de enero, la condena.

Ber Vum