Italia convoca elecciones para el 4 de marzo

bervum


El presidente de Italia, Sergio Mattarella, ha disuelto formalmente el Parlamento, y un consejo de ministros extraordinario ha convocado elecciones para el 4 de marzo.

De esta forma, la XVII legislatura italiana, una de las más convulsas de los últimos tiempos, con tres Gobiernos diferentes "Enrico Letta, Matteo Renzi y Paolo Gentiloni" en un país con una política volátil de por sí, nació con incertidumbre en 2013 y se cierra con incertidumbre casi cinco años después, algunos días antes de su término natural y ante un panorama borroso.

"Se cierra así un año que puede leerse en clave electoral, en el que los partidos han estado más pendientes de perfilar posibles futuras alianzas y de fijar posturas de cara a los próximos comicios que de hacer leyes", expresó la periodista Lorena Pacho.

Al respecto, los dos primeros meses del año se dedicarán a la campaña electoral, mientras se prevé la formación de un nuevo Gobierno con la llegada de la primavera.

"Eso si los números cuadran, porque con la nueva ley electoral, que se basa en un sistema mixto entre el proporcional y el mayoritario, todo apunta a un escenario postelectoral 'a la española' pues temen que se pueda reproducir un limbo político similar al del país vecino, que tras las elecciones de diciembre de 2015 estuvo casi un año sin Gobierno", agregó Pacho.

Para poder gobernar con tranquilidad en Italia será necesario alcanzar el 40% de los votos y a este respecto, todos los sondeos arrojan datos pesimistas. Ningún partido en solitario se acerca a ese umbral. Con un electorado dividido de forma prácticamente equivalente entre los tres bloques políticos "centroizquierda, centroderecha y Movimiento 5 Estrellas" resulta complicado alcanzar una mayoría parlamentaria homogénea y menos aún en las dos cámaras.

Aunque esto no es una novedad en un país que ha conocido 64 gobiernos en los últimos 70 años. 

Ber Vum