Gobierno venezolano extiende el cierre de frontera con Aruba, Curazao y Bonaire

bervum


El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, informó que se extiende la suspensión "de todo tipo de tráfico aéreo y marítimo; así como también cualquier intercambio comercial con Aruba, Curazao y Bonaire", medida anunciada por el presidente, Nicolás Maduro, el pasado 05 de enero.

"El Presidente ha extendido la medida de suspensión de todo tipo de tráfico aéreo y marítimo; así como también cualquier intercambio comercial con Aruba, Curazao y Bonaire", escribió el segundo al mando del Ejecutivo Nacional en su cuenta oficial en la red social twitter.

El Aissami precisó que esta decisión se mantendrá "hasta tanto no se realice la reunión de alto nivel con las autoridades de estas islas y se concrete un plan de acción", para combatir "las mafias que se roban" los bienes de Venezuela "y contrabandean impunemente materiales estratégicos, que afectan severamente los servicios y la calidad de vida de nuestro pueblo".

El Aissami exhortó a las autoridades de esos territorios autónomos de los Países Bajos, a que "dejen de lado la inacción que fomenta la impunidad y actúen para detener esas mafias que perturban la relación histórica con estos hermanos pueblos del Caribe".

El vicepresidente venezolano enfatizó que el Gobierno no permitirá "más agresiones de estas organizaciones criminales".

Recordemos que Aruba, Curazao y Bonaire están localizadas a pocos kilómetros de la costa del estado Falcón, en el occidente del país.

El anuncio de Venezuela provocó que los habitantes de estas tres islas del Caribe hicieran rápido acopio de alimentos, ya que todas dependen en gran medida de las frutas y verduras que se producen en Venezuela.

Por su parte, el primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, expresó su pesar por el cierre de frontera "decretado unilateralmente" y señaló que esta medida entra en conflicto con la búsqueda de unas relaciones de buena vecindad.

Ber Vum