Filipinas y República Checa también podrían considerar a Jerusalén como capital de Israel

bervum


Distintos enfrentamientos estallaron en Cisjordania y la Franja de Gaza, tras el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel hecho por el presidente de EE. UU., Donald Trump.

Los incidentes y choques tuvieron lugar entre palestinos y soldados israelíes en diferentes puntos de Ramala, Yanín, Tulkarem, Beni Saleh, Bitunia y Hebrón, entre otros.

Según la Media Luna Roja palestina, 108 personas tuvieron que ser atendidas, entre ellas, 77 por inhalación de gas lacrimógeno, cinco por heridas de bala, 19 por balas de goma y el resto por golpes y contusiones.

Mientras Israel considera que todo Jerusalén, tanto el este como el oeste, es su capital "eterna e indivisible", los palestinos reivindican Jerusalén Este, ocupada y luego anexada por Israel en 1967, como la capital de su Estado.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, afirmó que "muchos países emularán la decisión del presidente de EE. UU." de mover su embajada de Tel Aviv a Jerusalén y aseguró que "varios ya se han contactado con el Ministerio de Relaciones Exteriores"

En este sentido, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, hizo un pronunciamiento favorable en ese sentido y la Cancillería de la República Checa también se manifestó al respecto, aunque en términos menos categóricos que Trump y hablando solamente de "Jerusalén occidental".


Ber Vum