El Congreso de EE UU aprueba aumento de "gasto público"

bervum


La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado, a las 05.30 (hora local), una propuesta legislativa que implica un descomunal aumento del gasto público de alrededor de 300.000 millones de dólares.

Con esta votación (240 votos a favor por 186 en contra) se ha puesto fin al segundo, aunque breve, cierre de la Administración en un mes, provocado después de que un solo senador, el republicano Rand Paul, se opusiera a la aprobación de las cuentas en el Senado durante unas horas.

Solo queda la firma del presidente Donald Trump, partidario de la propuesta.

La Cámara alta se disponía este jueves a votar sin incertidumbre el acuerdo presupuestario cerrado el día anterior entre republicanos y demócratas, pero Paul, senador por Kentucky, libertario alérgico al gasto público, bloqueó por sorpresa la votación toda la tarde para exigir que se aprobara una enmienda con límites al dispendio federal.

La última prórroga de fondos con los que ha estado funcionando la Administración vencía a medianoche, así que el retraso de la votación ha provocado el segundo cierre en menos de tres semanas.

"Gasto público"

De los más de 300.000 millones de aumento de gasto, la mitad corresponden al Ejército (165.000 millones) y el resto a partidas como las infraestructuras (20.000), la epidemia de los opiáceos (6.000), la salud infantil (5.800) o los veteranos (4.000).

Además, se añaden otros 90.000 de ayuda para paliar los desastres Texas, Florida y Puerto Rico. Los demócratas habían pedido esto último, así como más dinero para esas nuevas infraestructuras que Trump tanto ha prometido y para otras partidas, pero lo logrado queda ensombrecido por el limbo en el que siguen los dreamers.

Trump finiquitó en septiembre el programa que le protegía de la expulsión y les concede permiso de trabajo y residencia temporal -el llamado DACA (por sus siglas en inglés)- y ahora ofrece un plan que les permitiría la ciudadanía al cabo de unos 10 años, pero a cambio de un fondo de 25.000 millones para construir el muro en la frontera con México.

El 5 de marzo vence ese permiso de trabajo temporal para este colectivo de 700.000 personas, así que otra negociación contrarreloj se avecina. 

Ber Vum