¿Cuáles son las opciones de Lula para optar a la presidencia?

bervum


Un tribunal de apelaciones brasileño ratificó por unanimidad la condena por corrupción pasiva y lavado de dinero dictada contra Lula Da Silva en julio de 2017,y aumentó la pena hasta los doce años y un mes de prisión.

Lula aspira a presentarse a las elecciones generales de octubre de 2018 y el fallo por unanimidad de los tres jueces de un tribunal regional de Porto Alegre compromete seriamente sus opciones de competir por la presidencia.

Pese a que figura con ventaja en todas las encuestas, la decisión judicial podría acabar con sus aspiraciones. Sin embargo, Lula y sus abogados han anunciado que apelarán y el exmandatario aseguró que, fuese cual fuese el dictamen de los jueces, mantendría su apuesta.

No obstante, el hecho de que la ratificación de la condena haya sido por unanimidad de los tres jueces del tribunal supone un serio obstáculo para las opciones de Lula de volver a ser presidente.

Al no haberse producido ningún voto en contra, los plazos para la revisión de un posible recurso de apelación de Lula se acortan, reduciendo las posibilidades de que el expresidente pueda registrar su candidatura antes de haber sido definitivamente inhabilitado.

La ley brasileña conocida como "Ficha Limpa", prohíbe que sean candidatos políticos cuyas condenas hayan sido confirmadas por un tribunal de apelación. Sin embargo, una corte electoral debe tomar una decisión final sobre cada candidatura y solo lo haría una vez que un candidato se haya registrado.

Lula puede apelar la decisión ante cortes superiores para retrasar un fallo final, posiblemente evitando la cárcel y consiguiendo el tiempo suficiente para inscribir su candidatura antes de la fecha límite del 15 de agosto.

"Todo lo que están haciendo es para que yo no sea candidato", proclamó Lula. "Y ahora quiero ser candidato. Y donde quiero dar la batalla es en la conciencia de los brasileños. Si presentasen algún delito que yo haya cometido, desisto de la candidatura. Quiero desafiar a los tres jueces que me condenaron a que presenten algún delito que yo haya cometido", expresó el ex mandatario en la plaza de la República, en pleno centro de São Paulo, donde el Partido de los Trabajadores (PT) había concentrado a miles de seguidores.

"Ha habido un pacto entre el poder judicial y la prensa para acabar con nuestra gobernanza del país. No soportaban más la ascensión de las personas más pobres, no soportaban más la ascensión de la escolaridad", enfatizó Lula, al tiempo que agregó "yo no tengo miedo de ir a la cárcel", pero "quiero avisar a la élite brasileña que esperen. Esperen porque vamos a volver".

En este sentido, el PT reitero que no tiene más candidato para las elecciones presidenciales de octubre que el propio Lula. 

Ber Vum