Capturan a octavo implicado en asesinato de ambientalista Berta Cáceres

bervum



Las autoridades de Honduras capturaron hoy al octavo implicado en el asesinato, el 3 de marzo de 2016, de la ambientalista Berta Cáceres, informó una fuente oficial en Tegucigalpa.

El hombre detenido por integrantes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), en la ciudad caribeña de La Ceiba, fue identificado como Óscar Aroldo Torres Velásquez, de 22 años, indicó el Ministerio Público en un comunicado. 

La información oficial añade que Torres Velásquez fue detenido en La Ceiba "por otro delito que se le sindicaba", del que no se precisaron detalles, pero que está implicado en el caso de Cáceres. 

El acusado fue remitido a Tegucigalpa, donde se le tomará una "declaración de imputado". 

Cáceres, quien además era coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue asesinada en su casa, en la ciudad de La Esperanza, en el occidente del país centroamericano, donde residía. 

El único testigo del crimen es el también ambientalista mexicano Gustavo Castro, quien era huésped de Cáceres el día que fue asesinada. 

Por el mismo crimen fue detenido, en Reynosa (México) el 12 de enero pasado, Henry Javier Hernández Rodríguez, también hondureño, en una operación coordinada entre autoridades de Honduras y mexicanas. 

El 14 de octubre de 2016 fue detenido en Tegucigalpa el exviceministro hondureño de Recursos Naturales y Ambiente Darío Roberto Cardona, el sexto implicado en el asesinato de Cáceres. 

Cardona, según un juez de Tegucigalpa, habría incurrido en abuso de autoridad asociada a la ampliación de una licencia ambiental para el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, iniciado hace tres años por la empresa hondureña Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA), con financiación de bancos extranjeros. 

La familia de Cáceres y organizaciones ambientalistas siguen exigiendo justicia y que el crimen sea esclarecido

Cáceres se oponía a ese proyecto, en el occidente del país, por considerar que causaba daños al ambiente, principalmente a comunidades indígenas lencas, lo que rechazan los ejecutivos de DESA. 

La Fiscalía Especial de Etnias y Patrimonio Cultural considera que Cardona autorizó la ampliación de la licencia ambiental sin consultar ni informar a las comunidades de la etnia lenca, a la que pertenecía Cáceres. 



Los otros cinco detenidos entre marzo y mayo de 2016 por el mismo caso son los hermanos Edilson y Emerson Duarte, además de Douglas Geovanny Bustillo, Mariano Díaz Chávez y Sergio Rodríguez. 

Díaz Chávez es un mayor del Ejército que por su implicación en el crimen fue dado de baja deshonrosa, mientras que Duarte es un capitán retirado. 

Ambos serían parte de los autores intelectuales del crimen, según fuentes oficiales. 

Por su parte, Sergio Rodríguez, es empleado de la hidroeléctrica Agua Zarca, un proyecto que pretende desarrollar DESA, pero que está paralizado desde el asesinato de Berta Cáceres. 

La familia de Cáceres y organizaciones ambientalistas siguen exigiendo justicia y que el crimen sea esclarecido.


EFE